Vuelta al Mundo

Windsor convertido en fortaleza a un día de la boda del príncipe Enrique

Whatsapp_Ecatepec

La ciudad inglesa de Windsor era este viernes una fortaleza, a un día de que la familia real, 600 invitados y 100.000 espectadores se reúnan aquí para la boda del príncipe Enrique.

Se ha inspeccionado cada rincón de esta localidad de 30.000 habitantes situada una hora al oeste de Londres, y se tomaron todas las medidas de seguridad concebibles antes de que el festejo llene las calles.

En el ensayo de la boda de Enrique y Meghan Markle que se hizo el jueves, el despliegue de policía fuertemente armada era notorio.

Advertising
Advertising

En una de las calles próximas al castillo de Windsor -donde se celebrará el enlace y el almuerzo ofrecido por la reina Isabel II, la abuela del novio- los agentes examinaban con linternas los cubos de basura, alcantarillas, semáforos y cualquier lugar en el que se pueda esconder un objeto peligroso.

“Estamos inspeccionando para que la boda sea segura”, dijo a la AFP un agente, mientras un perro policía olfateaba un rincón en busca de explosivos.

  • El día D se acerca –

Se instalaron barreras en numerosos puntos para evitar un atentado con un vehículo y la mayoría de las calles del centro están cerradas al tráfico.

Las matriculas de los autos se examinan automáticamente y se multiplicó el número de cámaras de vigilancia.

Tras dos meses de planificación, todas estas medidas son proporcionales a la magnitud de la jornada.

Se espera que 100.000 personas llenen las calles de Windsor para un acontecimiento que 5.000 periodistas cubrirán en la ciudad, según cifras de la policía del Valle del Támesis.

“Hay una amplia gama de medidas de seguridad visibles en marcha”, dijo un portavoz de la policía a la AFP.

En el día D, las estaciones de tren estarán en máxima alerta, se inspeccionarán los vehículos y se registrará a los espectadores.

No se permitirá que los drones sobrevuelen el perímetro de la boda.

“Las cosas pueden torcerse cuando tienes tales multitudes”, dijo a la AFP Chris Phillips, que fue el máximo responsable nacional de contraterrorismo.

“El terrorismo es obviamente la mayor amenaza”.

“Hay que tratar a todo el mundo como un potencial alborotador o terrorista”, añadió Phillips, que ahora dirige la empresa de seguridad IPPSO.

El número de policías que integran el dispositivo no fue desvelado, pero este experto cree que “probablemente sean al menos unos miles”.

Tampoco se conoce lo que eso costará a las arcas públicas.

Golpeado por varios atentados islamistas en 2017, el Reino Unido situó en el grado de “severo” el nivel de amenaza terrorista -el segundo más peligroso-, lo que significa que es “altamente probable” que se cometa un ataque.

  • El paseo en carroza, el momento de mayor riesgo –

Más que un atentado terrorista, una vecina parecía temer más a las hordas de espectadores que invadirán la ciudad.

Rekha Parker tratará de ver el paseo en carroza de los recién casados con su hija, pero sólo si no está muy abarrotado.

“Si está demasiado lleno, volveré a casa”, dijo a la AFP.

“Hay más que suficientes policías, pero al final si la gente va a atentar, atentarán”, dijo su amiga Leigh Smith, otra madre, de 40 años.

Para los recién casados, el momento de mayor riesgo será el paseo en carroza descubierta -a menos que llueva- por las calles de la ciudad.

“Hay que asegurarse de que no hay ni un espacio para francotiradores y de que la gente no se acerque demasiado. Es la clave”, dijo Phillips.

Eliminar totalmente los riesgos es imposible, pero la policía ha asegurado a los vecinos que “no hay ninguna información que sugiera que la celebración es un blanco”.

Las autoridades locales desplegaron numerosos “embajadores”, unos voluntarios que guiarán a los visitantes pero que además estarán pendientes de cualquier cosa sospechosa.

“Informamos de cualquier cosa que parezca sospechosa. Esta mañana encontramos una mochila, pero desgraciadamente no hallamos al propietario”, explicó a la AFP uno de esos voluntarios, Bob Gardner.

Facebook Comments.
To Top
X
X
X
Rotafolio