viernes, mayo 29, 2020

México impone millonaria multa a los Estados Unidos de Trump, por disputa comercial

México impone millonaria multa a los Estados Unidos de Trump, por disputa comercial

La guerra del atún: México impone una millonaria multa a EEUU por una disputa comercial

Los pescadores han denunciado millonarias pérdidas acumuladas por las restricciones que sufren para acceder al mercado estadounidense, que aplica normas para el etiquetado de productos que cuidan a los delfines

Enrique Peña Nieto y Donald Trump, en México el pasado 31 de agosto (Reuters)

Enrique Peña Nieto y Donald Trump, en México el pasado 31 de agosto (Reuters)

El Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó este lunes a México a imponer sanciones comerciales de hasta USD 163 millones al año a bienes importados de Estados Unidos por el caso del etiquetado del atún impuesto por Washington.

La cifra autorizada es la que ya había considerado adecuada el pasado 25 de abril el fallo arbitral emitido por la OMC por los perjuicios económicos sufridos por México por la medida, que infringe las normas de la organización multilateral. El gobierno de Enrique Peña Nieto había anunciado inmediatamente que recurriría al OSD para recibir la autorización. Por su parte, EEUU ha recurrido las sanciones del vecino del sur, que inicialmente había solicitado a la OMC un monto de USD 427 millones.

Esta disputa comercial abarca las normas que aplica Estados Unidos para el etiquetado “Dolphin Safe” (delfines protegidos) en las latas de atún y que discriminan a las importadas desde México.

México reclama que la etiqueta “Dolphin Safe” es una discriminación contra sus productos

México reclama que la etiqueta “Dolphin Safe” es una discriminación contra sus productos

Washington argumenta que los modos de pesca que utilizan los atuneros mexicanos tienen un elevado riesgo de captura incidental de delfines, que suelen nadar por encima de los bancos de atunes, por lo que impide que este producto exhiba el etiquetado, que a su vez es defendido por las organizaciones medioambientales.

Los desacuerdos por el comercio de atún entre ambos países remontan a la década de los ochenta, pero fue en 2008 cuando México planteó por primera vez el caso ante la OMC, que emitió en 2012 y 2015 sendos fallos favorables a este país.

En respuesta al primer fallo EEUU modificó en 2013 sus normas sobre el etiquetado para la importación del atún mexicano, pero dos años después la OMC decidió que el cambio no cumplía tampoco las reglas de la organización. Washington modificó entonces en 2016 de nuevo las normas.

La reciente decisión no afecta a este cambio, dado que un panel de cumplimiento aún está revisando si se ajusta por fin a las reglas de la organización multilateral.

Pescadores de atún en el Pacífico mexicano (AP)

Pescadores de atún en el Pacífico mexicano (AP)

Los atuneros han denunciado millonarias pérdidas acumuladas por las restricciones que sufren para acceder al mercado del país vecino. Se estima que el mercado estadounidense de atún en lata está valorado en cerca de 700 millones de dólares.

En tanto, EEUU señaló que el fallo arbitral emitido el pasado 25 de abril se refiere a una medida que ya no existe, al haber sido modificada y que está en curso un proceso con respecto a este segundo cambio, por lo que no se pueden aplicar sanciones aún a la espera de la decisión del panel de cumplimiento.

LEA MÁS:

Facebook Comments.