Líderes de EUA y Corea del Sur prevén reunión antes de cumbre Trump-Kim

Whatsapp_Ecatepec

Seúl, 25 Abr (Notimex).- El presidente surcoreano Moon Jae-in contempla reunirse con el presidente estadunidense Donald Trump antes de la cumbre entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte a principios de junio, señalaron las autoridades locales.

El reporte se produce a sólo dos días del encuentro entre el presidente Moon y el líder norcoreano, Kim Jong-un, y cuyos preparativos están a punto de finalizar, reportó la oficina presidencial surcoreana, conocida como Cheong Wa Dae.

Sobre las conversaciones de Moon-Trump se esperan que sean a mediados de mayo, señaló un alto funcionario de la Casa Azul, como se le conoce a la residencia oficial de la presidencia.

Chung Eui Yong, jefe de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial de Corea del Sur, se reunió con John Bolton, asesor de seguridad nacional en el gobierno de Trump, en Estados Unidos, para discutir el plan de la próxima cita entre mandatarios.

Según la oficina presidencial surcoreana, Moon y Trump hablarán por teléfono inmediatamente después de la cumbre intercoreana que se realizará el viernes próximo para discutir el resultado de la reunión.

Estados Unidos observará de cerca lo que sucede en la cumbre intercoreana, que servirá como preludio de las conversaciones entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un en la primera cumbre de este tipo en la historia.

Trump señaló en fecha reciente que su reunión con Kim tendrá lugar, probablemente, en mayo o a principios de junio.

Por su parte, Moon y Kim tienen previsto reunirse el viernes en la Casa de la Paz, una instalación surcoreana que se sitúa a unos 130 kilómetros al sur de la frontera intercoreana.

La reunión de Moon-Kim supondrá la tercera cumbre intercoreana y la primera en ser celebrada en territorio de Corea del Sur. Las dos cumbres anteriores, en 2000 y 2007, fueron realizadas en Pyongyang.

El trabajo para actualizar y modernizar la Casa de la Paz, construida en 1989, empezó a principios de marzo, tras una visita de dos días a Pyongyang de Chung, para organizar una cumbre entre las dos Coreas.

El lugar ha sido utilizado a menudo para el diálogo intercoreano, incluidos diálogos de alto nivel y militares, pero nunca para una cumbre, dijo previamente la cada presidencial.

Se han celebrado más de 300 rondas de diálogos intercoreanos en la aldea del armisticio de Panmunjom, en la frontera intercoreana, dentro de la Zona Desmilitarizada fuertemente fortificada.

Los dos países se encuentran técnicamente en guerra, dado que la Guerra de Corea de 1950-53 acabó con un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.

Además de las obras de construcción para modernizar el edificio, el lugar se ha vuelto a amueblar completamente para los dos líderes, según las fuentes de la Casa Azul.

Los preparativos para la cumbre también incluyen la localización y envío de los ingredientes culinarios para una cena que está previsto que sea organizada por el presidente surcoreano.

Esta cena incluiría un pescado de la ciudad surcoreana de Shinan, pueblo natal del difunto presidente surcoreano Kim Dae-jung, quien sostuvo la primera cumbre intercoreana con el padre de Kim Jong-un, el exlíder norcoreano Kim Jong-il, quien falleció en 2011.

Corea del Norte ha traído también a Panmunjom una máquina de tallarines del restaurante Okryukwan en Pyongyang, a petición de Seúl, para servir a los líderes el famoso tallarín frío o “naengmyeon” del restaurante, indicaron los funcionarios de la presidencia surcoreana.

Con todos los preparativos físicos para la cumbre casi finalizados, las dos Coreas realizaron este miércoles un ensayo conjunto para la cumbre, un día después de que Seúl realizara su propio ensayo. El jueves tendrá lugar un ensayo final y más completo.