Vuelta al Mundo

Fuerzas yemení­es abaten a líder del Estado Islámico en Adén

Whatsapp_Ecatepec

Saná, 28 Abr (Notimex).- Las fuerzas de seguridad yemeníes confirmaron este sábado la muerte de un alto comandante de la organización extremista Estado Islámico, su “príncipe”, como era descrito, en la ciudad de Adén.

El fallecido ha sido identificado como Saleh Nasser Fadhl al Bakshi y ha muerto tras un asedio en un edificio de la ciudad, según ha comunicado la Policía de Adén en su cuenta de Facebook , que lo describe como el máximo responsable de la organización en la zona.

El líder fallecido es el responsable de la muerte de cientos de personas en la zona, la mayoría miembros de los cuerpos de seguridad, después de años de ejecuciones y ataques con bombas.

La Oficina de Comunicación del Departamento de Seguridad añadió que la redada del sábado condujo al arresto de otros tres miembros de la organización yihadista

La oficina indicó en una declaración que al-Bakhshi se negó a rendirse y abrió fuego contra las fuerzas antiterroristas, matando a uno e hiriendo a otros dos. Los tres miembros de EI se rindieron después de la muerte de al-Bakhshi, según la declaración.

Yemen fue sumido en una guerra civil hace más de tres años. La red Al-Qaeda y un afiliado del grupo Estado Islámico han explotado el caos para expandir su presencia.

Adén es la sede del gobierno internacionalmente reconocido de Yemen después de que la capital, Saná, fuera tomada por los rebeldes chiítas conocidos como houthis en 2014.

La Policía ha acompañado la declaración con una fotografía del cadáver de Al Bakshi. Las fuerzas de seguridad encontraron teléfonos móviles, iPads y ametralladoras en el edificio.

En marzo de 2015, una coalición árabe encabezada por Arabia Saudita intervino militarmente en el país para apoyar a las fuerzas del gobierno reconocido internacionalmente con el fin de frenar a los rebeldes huthis, respaldados por Irán y que controlan la capital, Saná.

Abd Rabbo Mansur Hadi Hadi el gobierno legítimo en Yemen, donde los rebeldes chiitas, que se consideraban marginados, se apoderaron de Saná y de parte del país a finales de 2014.

Fue designado presidente en 2012 en virtud de un acuerdo político por el que su predecesor Ali Abdalá Saleh cedió el poder tras meses de protestas en las calles.

En abril de 2015, una resolución de la ONU confirmó su legitimidad, lo que no ha impedido a Emiratos Árabes Unidos, pilar de la coalición liderada por Riad, socavar su autoridad en el sur de Yemen durante los últimos meses.

To Top
X
Rotafolio