X
Vuelta al Mundo

Donald Trump frena sanciones; elogia a sauditas

AP y AFP

WASHINGTON.

El presidente estadunidense, Donald Trump, advirtió ayer que no impondrá más sanciones a Arabia Saudita por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, al tiempo que elogió a esa nación por ayudar a bajar los precios del crudo.

En un comunicado lleno de exclamaciones, el mandatario dejó claro que los beneficios de la relación con Riad superan a la posibilidad de que el príncipe heredero ordenara la muerte.

Luego, en su cuenta de Twitter, se refirió a la aportación de Arabia Saudita para bajar los precios del petróleo y externó su agradecimiento.

Los precios del crudo están bajando. ¡Genial! Como un gran recorte de impuestos para Estados Unidos y el mundo. ¡Disfruten! ¡Gracias Arabia Saudita, pero bajemos más!”, escribió Trump en Twitter.

A principios de octubre —cuando Estados Unidos, Arabia Saudita y Rusia aumentaron la producción— el crudo internacional de referencia, Brent, cayó a menos de 65 dólares el barril de su nivel máximo de hace cuatro años de 86 dólares.

La felicitación llega en medio de fuertes presiones a Trump para que reconsidere su relación con Arabia Saudita por el asesinato de Khashoggi; sin embargo, el mandatario rechazó los llamados de muchos en el Congreso, incluyendo miembros de su propio partido, para una respuesta más dura.

EU sancionó antes a 17 funcionarios sospechosos de ser responsables o cómplices del asesinato cometido el pasado 2 de octubre, pero miembros del Congreso han pedido medidas más duras, incluyendo la cancelación de la venta de armas.

Trump dijo que “cancelar tontamente esos contratos” valorados en miles de millones de dólares sólo beneficiaría a Rusia y China, que son los siguientes en la línea de suministro bélico. Los críticos denunciaron el comunicado señalando que ignoró los derechos humanos y dio vía libre a Arabia Saudita por razones económicas.

No tolerará difamación

Los llamados a reconocer la responsabilidad del príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salmán, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi constituyen “una línea roja”, alertó ayer el canciller saudita, Adel Al Jubeir.

En Arabia Saudita, nuestro gobierno es una línea roja. El guardián de las dos mezquitas

sagradas y el príncipe heredero son una línea roja”, dijo en entrevista con la cadena británica BBC.

No toleraremos ningún debate, sea cual sea, que denigre a nuestro monarca o a nuestro príncipe heredero”, advirtió.

-AFP

Source: Excelsior

Facebook Comments
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top