Al sur de Yuma, Arizona, se eleva un gigantesco muro junto al desierto que reemplazará barreras mucho más bajas, pensadas para frenar autos, no personas.

Esta sección de 8 kilómetros (5 millas) de cerco es donde empieza a tomar forma la promesa más importante que hizo Donald Trump en su campaña presidencial, la de construir un muro a lo largo de toda la frontera sur.

El gobierno dijo esta semana que planea construir un muro a lo largo de entre 724 y 806 kilómetros en la frontera, que es de 3 mil 218 km (2 mil millas), para fines del 2020, una propuesta ambiciosa financiada con miles de millones de dólares del departamento de defensa que habían sido asignados inicialmente a cosas como escuelas, campos de tiro e instalaciones de mantenimiento en bases militares.

También están en marcha otros dos proyectos de construcción financiados por el Pentágono en Nuevo México y Arizona, pero los escépticos dudan que se pueda construir en poco tiempo.

Por: AGENCIA AP

Facebook Comments