Vida y Política

Promesas de inversión de SLIM a AMLO ya preocupan en la cúpula de Carso

Whatsapp_Ecatepec
El magnate promete más inversiones en el país en 2020 pero su familia teme por el rumbo económico.

Tuvo momentos hilarantes ayer lunes la entrega de un premio empresarial a Carlos Slim por parte de Andrés Manuel López Obrador. El magnate dijo que con la ampliación de la conectividad que propone el Gobierno, y que él asegura apoyar, los habitantes de la sierra Tarahumara “podrán tomar clases en Harvard u Stamford”.

Agregó además que viene un momentos de “grandes oportunidades” en la economía global (aunque todos los bancos de inversión pronostican una inevitable recesión internacional). Para rematar AMLO replicó y dijo que Slim es una persona “austera”, un sofismo para cualquiera que conozca como vive Slim en México y en el exterior del país.

Sin embargo, más allá del entretenimiento de los discursos, apareció una declaración que inquieta a los directivos de Carso, varios de ellos hijos y familiares del dueño de Telmex.

“En 2020 concentraremos el 25% de la inversión del Grupo en México y a fin de este año habremos invertido 36 mil millones de pesos en el país”, expresó Slim ante el presidente.

Advertising
Advertising

Es notable porque, según lo que se comenta en las divisiones del Grupo Carso, la perspectiva dista mucho de ser favorable. De hecho, los documentos de análisis que hace circular Inbursa (el banco de Slim) hablan de un 2020 muy complicado por la amenaza de una recesión en la economía de EU, un salto en el tipo de cambio en México si Pemex pierde su grado de inversión y una presión fiscal en la economía doméstica en franco crecimiento, lo cual hace más atractivos otros mercados y otras regiones.

El problema es que en paralelo a estas perspectivas, Slim refuerza su acercamiento con la 4T. Un camino que comenzó con el affaire de los gasoductos que conectan México con EU y que sigue ahora con inversiones en el Tren Maya, la ampliación de la cobertura de banda ancha y, debe decirse, alguna idea un tanto fantasiosa para promover el béisbol.

Detalles para comprender la filosofía presidencial: Slim se anota en todas las necesidades del oficialismo y así también lo hizo cuando AMLO gobernó la Ciudad de México.

Sin embargo el presidente sigue prefiriendo conversar a solas con Carlos Salazar Lomelí y Antonio Del Valle. El primero viene avalado por Femsa, conglomerado desde el cual se financió la campaña “AMLO es un peligro para México”. El segundo era uno de los grandes sponsors de la campaña presidencial de Ricardo Anaya.

Ayer lunes el presidente dio alfuna señal de conocer o al menos estar al tanto la preocupación que genera Slim con sus promesas al interior de sus compañías: “yo no se cómo le harán los hijos, Slim es un obsesivo del trabajo, se debe meter en todo, opinar de todo”.

LAPOLÍTICAONLINE
SANTIAGO NIETO INVESTIGA A SUPERDELEGADOS Y EX SECRETARIOS DE PEÑA
Facebook Comments.
To Top
X
X
X
Rotafolio