Andrés Manuel López Obrador afirma que aquellos partidos que amenazan con ir a la corte para revocar la recién aprobada ley de factureros fantasma, están en su derecho, sin embargo no deja de criticarlos duramente: “Dan pena ajena, defendiendo a defraudadores”.

Esta mañana de jueves, durante su conferencia en Palacio Nacional, el mandatario federal recordó que el problema de las facturas falsas es de años y contó con el respaldo político, pero acusó que el oponerse en el Congreso a que se castigue este delito “muestra que tienen problemas esos partidos, que tienen una profunda descomposición interior”.

ADS
Es el bloque opositor a Morena -PAN, MV, PRI y PRD- quien avisó ayer que presentará una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el argumento constante es que el gobierno está dando un tratamiento de “terrorismo fiscal”, equiparando este crimen con el narcotráfico.

Por su parte, López Obrador afirma: “No es la moral la que los guía. Pero tienen su derecho a manifestarse y desde luego acudir a cualquier estancia. Nosotros vamos a defender de que no haya facturas falsas, recaudación fiscal”.

Estudios del CIEP apuntan que la medida es positiva pues por este delito se han registrado pérdidas de hasta 1.7% del PIB y ante el mandato de no incrementar impuestos, en Palacio Nacional dotan de más herramientas al SAT para mejorar la recaudación.

“Si nosotros permitimos esto -que continúen despachos que emiten facturas falsas- entonces no tendríamos recaudación de impuesto. ¿Y que se hacía antes? Aumentar los impuestos. Y crear impuestos nuevos o decretar gasolinazos. Afectar más a la gente por mantener estas prácticas de corrupción”, dijo el mandatario federal.

“Una gente que no paga impuestos, que evade impuestos es un corrupto, debería de dar vergüenza que utiliza documentos falsos para no contribuir, para no ayudar. Se creen muy vivillos, muy influyentes. Es una vergüenza que un partido está defendiendo estas cosas ya sí se la pasaron durante todo el periodo neoliberal. “Farsantes, simuladores, arribistas, politiqueros, corruptos, etcétera, etcétera”, dijo el presidente.

ADS

Los empresarios, que se muestran más conciliadores, ponen otra propuesta sobre la mesa, que se suba el límite del monto de expedición con facturas falsas de 7.8 millones a casi 30 millones de pesos.

También han hecho otras propuestas, como que el Gobierno les pague intereses por el tiempo que se tarde la devolución del IVA -en un periodo mayor a 30 días-. López Obrador afirmó que va a analizar esta propuesta. “No la descartamos”, aseguró.

lpo


Facebook Comments
ADS