Noticias

Viajar en bici, una odisea por las calles de Querétaro

Ricardo Lugo, El GráficoMiguel TierrafríaRecorrer en bicicleta poco más de 11 kilómetros que rodean al Centro Histórico da cuenta de la forma en que las vialidades se convierten en una lucha por los espacios. La bicicleta se presenta como un transporte híbrido. La fuerza mecánica del ciclista impulsa y transforma la energía.Cuando un ciclista recorre la ciudad, tiene en su pedaleo una contradicción: ciudad vivida y experimentada contra ciudad diseñada. Estos factores forman parte de una improvisación del ciclista a la hora de recorrer las calles.Andar en bici por las calles del centro no representa dificultad, pero la saturación de vehículos de quienes visitan o trabajan en el primer cuadro genera una convivencia forzada entre automovilistas, ciclistas y peatones. El recorrido en bicicleta comenzó en Los Arcos. El paso por esta colonia sólo presenta dificultades en el empedrado. El trayecto es amable para el ciclista. Ciclovía. La mejor noticia para los ciclistas fue la construcción de carriles confinados, como el que se ubica en Constitución de 1917.En el recorrido se probó el nuevo carril desde la estación de Carretas hasta Plaza de las Américas. El trayecto fue de 200 metros dentro del carril confinado, donde un vehículo que tenía sus luces intermitentes fue obstáculo. El encanto del carril confinado termina debido a la circulación de las nuevas unidades de transporte, al encontrarse en movimiento, es mejor volver a la selva urbana.Al cruzar la cebra peatonal, se toma el carril derecho para avanzar desde Cimatario y Constituyentes. El semáforo prende en verde y reinicia el trayecto que conduce unos cuantos metros desde ese punto hasta Luis Pasteur.Percances. Justo al recorrer el pequeño tramo de Luis Pasteur, para conectar con Zaragoza, los camiones interurbanos y vehículos ocurren algunos sucesos. En el primero un automovilista coloca las luces intermitentes pese a que el semáforo ya está en verde. Nadie sabe lo que sucede. En ese momento el conductor se baja y comienza a empujar su auto a la orilla. El otro suceso ocurre entre el ciclista y un automovilista; para doblar a la izquierda, de Pasteur a Zaragoza, el carril izquierdo es idóneo; sin embargo, para seguridad del ciclista es mejor el derecho. El semáforo prende verde y al pedalear y girar a la izquierda, la mano derecha funge como direccional.  leer más
Source: El Gráfico

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Most Popular

To Top