La directora del jardín, Denise Romero, asegura que Dulce María y su prometido no respetaron el contrato. Cancelaron el evento dos veces.

Dulce María aparentemente mintió. A pocos días de llegar al altar, la ex RBD dijo haber sido estafada por el lugar donde se llevaría a cabo su enlace matrimonial con Francisco Álvarez.

La cantante informó que durante la organización se atravesó un contratiempo por lo que se vio obligada a cancelar la ceremonia que se llevaría a cabo en Rincón Meztitla, Tepoztlán. Según sus palabras, les pidieron el 100 por cierto de anticipo y resultó que no tenían consagrado el lugar así como no cuentan con papeles que los acrediten. Indicó que no les devolvieron su dinero, pero ¿fue verdad?

ADS

Denise Romero, directora del jardín de eventos donde se llevaría a cabo la boda de la famosa, dio su versión a la revista Quién, donde desmintió a la también actriz pues no fue víctima de fraude.

Con pruebas en mano, Romero explica que el organizador de bodas de Dulce María y su prometido Francisco, los contactó informándoles que ya tenían el evento vendido a una prestigiosa revista por lo que a cambio de prestarles el lugar o hacerles un megadescuento se casarían ahí. Por supuesto que la empresa vio una ganancia y aceptó hacerles una rebaja, consiguieron la autorización por parte de la iglesia, se comprometieron por escrito y aún así cancelaron les cancelaron.

La directora del lugar confirma que el organizador de bodas dio el 100 por cierto de anticipo con la finalidad de que se respetara la fecha pactada, que sería el 19 de octubre de este año. Se trató de una acción desesperada ya que ignoró los avisos que le indicaban que otro pareja estaba interesada en casarse el mismo día.

Cabe mencionar que originalmente se les pidió el 20 por ciento.

ADS

Romero aclara que en el contrato firmado por ambas partes se indica que de cancelarse el evento solo se devolverá el 10 por ciento; sin embargo, para evitarse problemas le regresaron más de la cuenta a la pareja.

Al principio se les propuso devolverles el 30 por cierto, pero terminaron entregando el 50, pero el futuro matrimonio accedió a recibir el 30 por ciento siempre y cuando pudieran realizar su boda civil en el jardín en la fecha pactada. Se hizo un nuevo contrato donde se les advirtió que de cancelar no aplicaría devolución alguna, pero hicieron caso omiso y de nueva cuenta solicitaron la cancelación.

Eso explica por qué Dulce María se quedó sin efecto. Hasta el momento ella no ha emitido declaraciones al respecto.

sdp

NOTICIAS ECATEPEC 2019
Foto ordinaria devela terrorífica imagen, esto es viral
Facebook Comments
ADS