OK
Finanzas

Tensiones comerciales con EEUU llevan a inversores chinos a buscar negocios de autos en Europa

ESTOCOLMO, 12 jun (Reuters) – Las empresas chinas que invierten en la fabricación de automóviles están llevando su dinero a Europa en lugar de a Estados Unidos debido al intenso escrutinio de los acuerdos en Washington bajo el Gobierno del presidente Donald Trump, de acuerdo a fuentes de la industria.

Más de una docena de destacados banqueros, abogados y consultores dijeron a Reuters que el número de mandatos de clientes de China para hacer inversiones en el sector automotor europeo ha aumentado, mientras que los destinados al mercado estadounidense han caído.

“Dada la forma en que están las cosas en Estados Unidos, para China ahora Europa es el mercado no interno más obvio”, dijo Charlie Simpson, quien se especializa en la industria automotriz para la consultora KPMG.

La tendencia, que se da en momentos en que Washington y Pekín están inmersos en una dura batalla comercial, es respaldada por un análisis de datos de inversión en el sector en los mercados de Estados Unidos y Europa.

Estados Unidos representó el 26 por ciento del total de acuerdos con China en cualquiera de los mercados en los primeros cinco meses de este año, según cifras de Thomson Reuters y el grupo de investigación Dealroom, por debajo del 31 por ciento en el mismo período de los dos años previos.

Hasta el momento se han realizado 19 transacciones en ambos mercados en lo que va del año por un valor superior a los 10.000 millones de dólares, de acuerdo a los datos.

Las acusaciones de Washington de que China ha robado propiedad intelectual estadounidense están en el centro de la disputa comercial. El control sobre las inversiones ha aumentado en industrias como la automotriz, donde las empresas están desarrollando tecnologías para vehículos eléctricos y autónomos, de inteligencia artificial y robótica.

Washington dice que busca ampliar el alcance del Comité para las Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS), que examina ofertas por riesgos a la seguridad nacional, para limitar los esfuerzos de China para adquirir tecnología estadounidense.

Trece de los 17 banqueros, abogados y consultores entrevistados por Reuters basados en Europa, Estados Unidos o China dijeron que sus clientes chinos estaban eligiendo cada vez más Europa sobre Estados Unidos debido a las crecientes dificultades con CFIUS.

Esto significa que un gran grupo de inversores está buscando activos en Europa, principalmente firmas automotrices estatales chinas entre las que aparecen SAIC Motor Corp, BAIC Group y FAW Group Corp, dijeron las fuentes de la industria. También aparecen las privadas Guangzhou Automobile Group, y Ningbo Joyson Electronic Corp, agregaron.

Samson Lo, director de Asia M&A en UBS, dijo que todos los grandes fabricantes chinos de automóviles que quieren hacer negocios en el extranjero se están alejando de Estados Unidos.

FAW Group Corp y Ningbo Joyson Electronic Corp no pudieron ser ubicados para que realizaran comentarios, mientras que SAIC Motor Corp, BAIC Group y Guangzhou Automobile Group no respondieron a los pedidos de declaraciones.

MÁS ACUERDOS BLOQUEADOS

Funcionarios estadounidenses dicen que CFIUS revisó alrededor de 250 acuerdos extranjeros en todas las industrias el año pasado, un aumento de un 40 por ciento frente a 2016.

Durante los aproximadamente 14 meses de gobierno de Trump al 1 de marzo, el comité bloqueó 12 acuerdos con China, o casi la mitad de las 27 transacciones que revisó completamente, y que la suerte de otros nueve aún no se ha decidido, según un análisis de la firma de abogados Pillsbury Winthrop Shaw Pittman.

En 2016 solo cuatro acuerdos chinos fueron bloqueados de un total de 26, dijo a Reuters su socio Tom Shoesmith.

El Gobierno de Trump ha hecho de la industria automotriz una parte central de su agenda comercial “Estados Unidos Primero”. Citó preocupaciones de seguridad nacional en mayo cuando lanzó una investigación sobre las importaciones de vehículos que podría llevar a aranceles similares a los impuestos al acero y el aluminio.

Este año, CFIUS bloqueó la compra de la compañía de pruebas de semiconductores Xcerra por parte de Sino IC Capital, con sede en China, que esperaba que el acuerdo de 580 millones la ayudara a beneficiarse de oportunidades en el sector automotor.

Por el contrario en Europa, a pesar de que la reciente compra de Geely de una participación de casi un 10 por ciento en Daimler aumentó el temor entre algunos políticos en Alemania de que la empresa quede en manos chinas, es poco probable que el acuerdo se caiga.

Europa no tiene una posición común sobre el control de las inversiones extranjeras: mientras algunos países están presionando por conversaciones para ampliarlas, otros se oponen a esos planes, que reducirían el acceso a efectivo chino.

Mientras que los países examinan las transacciones, la profundidad y el número de revisiones fue insignificante en comparación con el de Estados Unidos, según los banqueros, abogados y consultores.

CAMBIO DE TÁCTICAS

Sin embargo, algunos compradores chinos están empezando a cambiar sus tácticas de inversión, incluso en Europa, mientras tratan de evitar complicaciones regulatorias, de acuerdo a fuentes de la industria.

Están abandonando su modelo directo de fusiones y adquisiciones -comprar una empresa y obtener el control total de su tecnología- a favor de otras formas de acceso como empresas conjuntas y compras de patentes que generan menos preocupación política y pública.

Otras opciones que están siendo exploradas también incluyen acuerdos de licencia -donde podrían usar, modificar y revender tecnología- y apelar a un socio local como coinversor.

El grupo sueco FKG, cuyos representantes visitaron Geely en China en mayo, dijo que el enfoque de la empresa asiática está cambiando hacia “asociaciones”.

“No se habló de comprar una empresa, en cambio ellos buscaban empresas conjuntas”, dijo el asesor principal de FKG Peter Bryntesson.

Geely, dueña del fabricante de automóviles sueco Volvo y que recientemente compró una participación en el fabricante de camiones AB Volvo, se negó a comentar sus planes de negocios futuros. (Reporte adicional de Laurence Frost en París y Paul Lienert en Detroit. Editado en español por Javier Leira)

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Most Popular

To Top