OK
Noticias

Sismo fracturó futuro de pueblo panadero, en Tenancingo

Ximena García, El GráficoHace dos meses la tierra sacudió los sueños y esperanzas de miles y miles de personas, como las de los habitantes de San Miguel Tecomatlán, un pequeño pueblo panadero situado a 54 kilómetros de la capital mexiquense, donde no sólo se perdieron casas, también los hornos donde cocían su futuro.El cálido ambiente ya no dibuja las carreteras llenas de autos y camionetas cargadas con víveres y manos amigas, la emergencia comenzó hace un mes y el voluntariado desapareció al ver que los escombros ya estaban levantados.Panorama incierto. Ahora, solo quedan espacios vacíos donde antes antes había casas, manos sin masa donde antes existían hornos de pan, y ojos desesperanzados sin certeza de un buen porvenir.Hugo García, maestro de profesión y panadero por tradición, relata que no ha sido fácil. Hoy, él es el encargado del albergue del pueblo, en donde 71 personas pasan las noches lamentando haber perdido todo.“El 19 de septiembre, fue la primera vez que nos tocó un sismo y yo sentí miedo, cuando llegué a Tecomatlán, vi a mi mamá y le dije a manera de animarla que la casa y lo material no importaba, que ellos estaban bien, no pensé en el peso de mis palabras y cuando vimos que ya no había casa, me di cuenta de la realidad”.En la vivienda de Hugo habitaban once personas, en su mayoría panaderos, por lo que hoy es urgente que recupere su vida, su ritmo, y lamentó que los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales, así como los que el estado le ha hecho llegar, como bultos de cemento y varillas, serán insuficientes.Insuficiente. “Del Fonden nos tocan 120 mil pesos, pero el albañil nos dijo que para levantar el horno, nos cobraría 50 mil pesos sin materiales. Ahorita tenemos uno que más o menos resistió, y lo acondicionamos para que pudiéramos trabajar, pero no es suficiente. Perdimos la época del pan de muerto, viene la navideña que también es de gran venta para nosotros, pero no sabemos si vamos a poder hacer la cantidad de pan que se hacía”, lamentó mientras al fondo, albañiles hacían la mezcla para poder levantar otro de los hornos que tenía su familia.Junto a la bomba (donde se cuecen las piezas de pan) que quedó intacta, María y su familia hacen lo poco que el espacio les permite, con lonas como techo, y una mesa improvisada.Hace dos meses la tierra sacudió los sueños y esperanzas de miles y miles de personas, y Tecomatlán no escapó a la realidad. Hoy sus sueños y esperanzas siguen esperando a la reconstrucción, a que lleguen los recursos y puedan realmente ponerse de pie.Tan solo en Tenancingo, hay afectaciones fuertes en 15 comunidades como San Simonito, Tenería, Santa Anna, Acatzingo, Tepetzingo, Tecomatlán, la cabecera municipal en el barrio de La Campana, entre otras.Cabe mencionar que este jueves, los diputados aprobaron la petición del gobernador Alfredo del Mazo, de la contratación una deuda de 2 mil 800 millones de pesos que serían destinados a la reconstrucción de los 12 municipios declarados en emergencia tras el sismo.(Foto: Ximena García, El Gráfico) leer más
Source: El Gráfico

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Most Popular

To Top