Ivonne Montero vivió un calvario. En el programa De Primera Mano, de Imagen Televisión, la actriz relata la historia de ella y un funcionario público de Costa Rica, un hombre que con el paso del tiempo se convirtió en su peor pesadilla.

“Estuve saliendo con un hombre que se llama Pablo Heriberto Abarca Mora. Es un diputado y presidente de la comisión de turismo de allá. Cada año voy a Costa Rica. En uno de los viajes él se presentó, me estuvo escribiendo, me estuvo buscando”

La relación entre ellos se iba fortaleciendo y pensaban a futuro.

“A partir de febrero comenzamos a tener más cercanía. Vino a México. Ya estábamos como una pareja. Me decía que me fuera para allá o que él se venía a México. Iba muy formal el asunto. Llegó un momento en que el señor me hizo un comentario bastante desagradable: acabo de ver una foto tuya con las piernas cruzadas y para preguntarte a qué hora las abres. Es ofensivo y en el momento le dije que no me parecía gracioso”

La actriz de 45 años señala que sí había intimidad entre ellos, como cualquier pareja. Esta situación mermó el noviazgo e incluso le pedía a la actriz que no dijera nada sobre su relación.

“Siempre estuvo cuidándose de que nadie en su país y en su gremio se diera cuenta que salía conmigo. Cuando regreso a México me escribe alterado para ponernos de acuerdo en qué vamos a decir. Yo salí en Playboy, pero no soy una exconejita, que es lo que allá creen que soy”

Las ofensas comenzaron hacia Ivonne poniendo en duda su reputación.

“El señor comenzó a decir que yo era una prostituta barata y que yo le estaba rogando”

Montero, molesta, le contestó que por eso ahora le pedía 10 mil dólares para que no hablara del tema, aunque él se negó a dárselos.

el