X
Noticias

Tres contraseñas en las relaciones entre China y AL

Por Qiu Xiaoqi*

 

En los últimos años, las relaciones entre China y América Latina han mostrado una tendencia de desarrollo integral y de amplio alcance. Las visitas mutuas de alto nivel y los proyectos importantes de cooperación han atraído la atención mundial. Con una distancia geográfica tan larga entre los dos continentes y una brecha tan grande entre las dos civilizaciones, ¿por qué pueden estar tan conectadas China y América Latina? Hoy, quiero contarles acerca de las tres “contraseñas” de la relación China-América Latina.

Primero, persistir en el respeto mutuo. Tanto China como América Latina se sitúan en el mundo en vías de desarrollo. La similitud en la experiencia histórica y el proceso de desarrollo han dado a las dos partes un fuerte sentido de cercanía e identidad. No importa cómo cambie la situación internacional, China y AL siempre mantienen un respeto recíproco al sistema político y la senda de desarrollo elegida por los países de cada parte, se entienden y se apoyan mutuamente en los temas que involucran los intereses centrales y nunca se imponen las condiciones políticas en  la cooperación. Las concepciones de la justicia y los intereses comunes están profundamente integrados en la sangre de las relaciones China-América Latina.

El poeta chileno Pablo Neruda  dijo una vez: “La sonrisa de los niños chinos es la más bella cosecha de arroz que desgrana la gran muchedumbre”. Seguro que hoy en día cada vez más amigos latinoamericanos están experimentando la sonrisa y la amistad que Neruda ha sentido.

Segundo, preservar la búsqueda de beneficio mutuo. El ensayo de Las venas abiertas de América Latina, del escritor uruguayo Eduardo Galeano, nos contó la historia de América Latina desde la Colonización europea. El recuerdo de esta historia ha hecho que América Latina se sienta vigilante y temerosa en sus relaciones con otros países. Afortunadamente, en la nueva era, América Latina ha conocido a China como un nuevo socio. El comercio bilateral de 2017 creció 18.8% interanualmente y sumó casi 260 mil millones de dólares. Cada día más productos latinoamericanos entran en el mercado chino y ganan el aplauso de sus consumidores, optimizándose así la estructura comercial.

La inversión directa de China en AL ha superado 200 mil millones de dólares convirtiéndose la región en el segundo mayor destino de la inversión directa china, sólo por detrás de Asia. Las empresas chinas han creado para AL 1.8 millones de puestos de trabajo, y el financiamiento de 35 mil millones de dólares planeado por China ha beneficiado a unos 80 proyectos económicos y de mejora de los medios de subsistencia en más de 20 países. Las empresas chinas contribuyen verdaderamente a la búsqueda de desarrollo, impulso de crecimiento y mejora de la vida del pueblo de los países latinoamericanos.

Tercero, mantener firmemente la equidad y la justicia. Tanto China como América Latina han sido víctimas del colonialismo y el imperialismo, que hace que ambas partes se sientan más ansiosas por un orden internacional justo y razonable, y apoyen firmemente la multipolarización del mundo, la democratización de las relaciones internacionales y la globalización económica.

En el contexto de la actual economía internacional incierta, China y América Latina se adhieren firmemente al concepto cooperativo que prevalece la justicia, igualdad, apertura y beneficio mutuo, inyectando nueva energía positiva en la comunidad internacional. Si la Ruta de Seda Marítima, marcada por el “Nao China” en el siglo XVI, vinculó sin precedentes a China y América Latina y fomentó el florecimiento de la globalización económica, hoy día China y América Latina seguiránescribiendo la gloriosa historia con la iniciativa la Franja y La Ruta. En la gran causa de construir una comunidad de destino humano, China y América Latina están trabajando juntas para una pintura cooperativa más colorida.

Hay un dicho en China: “Revisa lo que conoces, aprenderás lo nuevo”. Para las relaciones entre China y América Latina, las tres “contraseñas” son las “armas mágicas” para crear la gloria pasada y la “llave de oro” para lograr nuevos avances en el futuro. Con ella, el barco gigante de la amistad china-latina seguramente se moverá entre el viento y las olas, y navegará.

*Embajador de China en México

 

Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0


Source: Excelsior

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Popular

To Top