No es por intrigar, pero…

 · enero 14, 2021 7:42 am

Hoy Estado de México – enero 14, 2021

Vaya dilema del gobierno mexiquense

Anoche, el Gobierno de la Ciudad de México terminó cediendo ante las presiones justas y razonables de la industria restaurantera, quienes han advertido que o abren sus puertas o mueren ante la imposibilidad de mantener sus mesas recogidas y seguir pagando impuestos y servicios, además de mantener prestaciones y, en algunos casos, los salarios de sus trabajadores, a pesar de que llevan casi seis meses cerrados por la pandemia del COVID-19.

Y es que, anoche, se anunció que el sector podrá reabrir a partir del próximo lunes 18 de enero, con un horario limitado hasta las 18:00 horas, el aforo restringido al 30 por ciento, la aplicación de pruebas semanales a sus trabajadores y el servicio al aire libre o terrazas.

google-news-Ecatepec

La medida fue bien recibida por el sector, quienes ven una luz entre el reto que ha representado sacar a flote sus negocios durante la contingencia sanitaria, principalmente, ante la falta de cuidado, control y regulación del sector informal de venta de alimentos, cuyos integrantes nunca dejaron de vender, a pesar de no contar con medidas sanitarias.

Y aunque las autoridades mexiquenses anunciaron desde el pasado viernes que esta semana se darían anuncios relacionados con el sector para apoyarlos ante sus demandas, hasta hoy jueves, no ha habido ningún pronunciamiento al respecto, por lo que tal parece que el Gobierno del Estado de México esperaba a que nuevamente el gobierno capitalino marcara la ruta en este sentido. De no autorizarlo, se generará una competencia desleal en esta entidad, pues quienes viven en zonas limítrofes no esperarán para cruzar del lado de la Ciudad de México para poder gozar del servicio in situ. Vaya dilema, porque, según los números, es un hecho que ambas entidades se mantendrán en semáforo rojo.

Te recomendamos  ¡Angelique Boyer revela terrible deformidad!

Se muerden la boca

Aunque se preveía que el paquete fiscal del Estado de México del 2021 estaría listo esta misma semana, tras la reunión que sostuvo el presidente de la Junta de Coordinación Política de la 60 Legislatura mexiquense, Maurilio Hernández González, con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, el senadoe Higinio Martínez Miranda, y con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, hasta ahora, no hay humo blanco en la aprobación del endeudamiento del gobierno estatal.

Aunque al parecer ya hubo un acuerdo del más alto nivel con la federación, para aprobar dicho paquete tal y como fue enviado, las corrientes al interior del grupo parlamentario de Morena y sus partidos aliados, aún no están seguras de otorgar un cheque en blanco al portador, pese al esfuerzo del líder del grupo parlamentario de Morena para que ya no se deje pasar más tiempo, sin él.

Y es que primero, Maurilio Hernández y su jefe, Higinio Martínez, encendieron el caldero sobre el endeudamiento y ahora ya no saben cómo apagarlo, pues son muchos los legisladores que no están dispuestos a cargar en esta campaña política el peso que implicará su falta de palabra, en el sentido de que no permitirían nuevos endeudamientos al gobierno priísta, aunque, con ello, ya serían tres los aprobados por esta legislatura.

Se le rebela el funcionario

Como un acto de rebeldía para quien fuera su patrón y jefe político por dos años, el director de Promoción Económica de Tlalnepantla, Rafael Valdepeñas, desatendió el emplazamiento que el alcalde Raciel Pérez Cruz lanzó el martes a todos los funcionarios de su gabinete que tienen una aspiración política para el proceso electoral de este año.

Te recomendamos  Desnudan, amarran y dan golpiza a delincuente que asaltó a un niño en Ecatepec

Y es que, en este espacio le dimos a conocer que el edil dio un ultimatum a sus trabajadores para que renunciaran a más tardar este miércoles aquellos que aspiran a participar en el proceso electoral, lo cual fue atendido por su secretario del Ayuntamiento, Miguel Ángel Bravo Suberville, quien solicitó licencia hasta por 60 días, y aunque no fueron incluidas en el aviso, también fue tomado en cuenta por la primera síndica, Jezabel Delgado Flores, y la novena regidora, Arleth Stephanie Grimaldo Osorio, ambas de Morena.

Pero quien, de plano, se rebeló fue Valdepeñas, quien no hizo el mínimo esfuerzo por separarse del cargo, pero descaradamente se atrevió a retar a su jefe político, al colocar espectaculares promocionándose por todo el territorio. Ante ello, habrá que ver si, en las próximas hoeas, Raciel Pérez cumple con su advertencia y al no haber una renuncia, él mismo toma la decisión de darle las gracias.