México. Un comunicado de la Embajada colombiana y la difusión de la prensa hizo que la familia Ovalle Quintero se enterara de la violenta muerte de Laura Cristina.

La fotografía de su pasaporte y el número de cédula fueron los elementos que le confirmaron a Óscar Fernando Quintero que aquella víctima de feminicidio era su sobrina.

“A ella le destrozaron la cabeza. El golpe fue en la frente, en la sien. Pensaban que ella estaba en coma y resultó que llevaba 20 horas de muerta cuando la encontraron”, dijo el tío de la joven.

ADS

Una empleada doméstica fue la primera persona que encontró a Laura Cristina. Ella creyó, en un principio, que estaba inconsciente, pues estaba tirada en el pasillo del apartamento. Sin embargo, minutos después la mujer se percató de que los golpes fueron fatales y se comunicó con la policía.

La mujer estaba semidesnuda, con un fuerte golpe en la cabeza y varias manchas de sangre a su alrededor. En las fotografías divulgadas por el medio Imagen Noticias se ve a Laura Cristina Ovalle Quintero tirada en uno de los pasillos del apartamento, vestida con un pantalón oscuro y cubierta por una sábana.

ADS

Cerca al comedor de la vivienda, y sobre otros rastros de sangre, quedaron marcadas las huellas de la persona que posiblemente agredió a la mujer de 31 años. La policía la halló con varios golpes en su cuerpo, pero el de la cabeza habría sido el que le causó la muerte. Los vecinos dicen no haber visto salir a ninguna persona del apartamento.

LetraRoja

Llego el papa de la rata ultimada ayer a llorarle
Facebook Comments
ADS