Luego del asesinato la madre metió los cuerpos a la cajuela de su coche.

Michigan, Estados Unidos; 26 febrero de 2019.- Una mujer de 28 años, identificada como Abrianne Moore, fingió que no podría llevar a sus hijas a la escuela ya que necesitaba llevarlas con el doctor; sin embargo la mujer, quien padecía esquizofrenia, terminó fusilándolas en un bosque localizado detrás de la vivienda de sus bisabuelos.

“La madre parece haber estado luchando con problemas de salud mental bastante importantes. Ella tenía algunas publicaciones en Facebook y cosas por el estilo que pudieron causarle paranoia y llevarla a pensar que las niñas estaban en peligro de alguna manera”, afirmaron las autoridades locales, detallando que habría sido recientemente hospitalizada en una clínica mental hace cinco meses.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Kent, Michigan, donde la madre habría internado a las tres menores (quienes tenían 2,6, y 8 años de edad), a un bosque cercano para dispararles con un rifle de caza, más tarde habría guardado los cuerpos de las pequeñas en la cajuela de su coche, para luego conducir hasta la casa de su novio donde más tarde se suicidaría.

Fue su pareja quien encontró sus cuerpos al regresar a casa; “No sabemos lo que estaba pasando por su cabeza, no dejó una nota de suicidio ni nada de eso”, apuntó a los medios locales. Por su parte el padre de las dos menores de mayor edad señaló que no entendía cómo había pasado esto, asegurando que Abrianne era una madre cariñosa y dedicada al bienestar de las menores.

TV34

Facebook Comments