Yulia Sharko, una joven mamá de 21 años, murió asfixiada en el auto familiar luego de un descuido.

ADS

De acuerdo con información de The Mirror, la bielorrusa se encontraba sacando a su hija de 2 años del coche por la ventana delantera cuando la pequeña apretó accidentalmente el botón de la ventana, la cual atrapó el cuello de la joven.

Minutos después, cuando su esposo la encontró, tuvo que romper la ventana para poder liberarla.

Aunque fue llevada de urgencia al hospital y tratada por signos de asfixia y traumas, falleció 8 días después.

ADS

el


Facebook Comments
ADS