Eran marcadas como método de sometimiento

México. En la grabación se aprecia a un grupo de mujeres desnudas en una ceremonia de marcaje de DOS, secta NXIVM, creada por Keith Raniere en la que se ha involucrado a mexicanos como Emiliano Salinas y Laura Junco.

En los rituales las mujeres eran marcadas con las iniciales del líder de la secta sexual como método de sometimiento. La mujer que es tatuada en el video es Sarah Edmondson, quien denunció en 2017 las prácticas de la secta a The New York Times.

Algunas de las esclavas fueron marcadas a fuego vivo con un cauterizador con las iniciales de Raniere, eran inmovilizadas por otras mujeres y las sesiones eran filmadas en ceremonias.

VE ESTO: Con humor negro, Celia Lora y Adela Micha desean la muerte del presidente AMLO

«Fue lo más doloroso por lo que he pasado», dijo Salzman durante el segundo día de su testimonio en el juicio contra Raniere, quien está acusado de tráfico sexual y asociación delictuosa.

Salzman también declaró que un grupo de mujeres perteneciente a la secta sexual dentro del grupo llamada Nxivm fueron sujetas a castigos sádicos que incluían azotes con una correa de cuero.

La testigo señaló que las mujeres hacían compromisos secretos para convertirse en «esclavas» vitalicias de Raniere y lo llamaban «amo» o «amo supremo».

Se comunicaban mediante aplicaciones encriptadas de teléfono, llevaban a cabo tareas y ejercicios diseñados por él y aceptaban los severos castigos si se pensaba que habían fallado en sus obligaciones.

Dichos castigos podían incluir mantener posiciones forzadas o dolorosas, quedarse de pie descalzas sobre la nieve, tomar duchas de agua fría y azotarse mutuamente el «trasero desnudo» con la correa, afirmó Salzman. Recuerda que una vez Raniere llegó mientras se estaban azotando para decirles que se aseguraran de mover las muñecas de determinada forma para infligir el máximo dolor.

«Estas cosas comenzaron a volverse escalofriantes», comentó. «Me preocupaba fallar».

Salzman, cuya madre fue cofundadora de Nxivm, dio una descripción detallada de los mecanismos que Raniere y sus seguidoras más fieles utilizaban para humillar y subyugar a mujeres, muchas de las cuales, según los fiscales, eran forzadas a tener relaciones sexuales con él.

Raniere ahora está imputado por cargos que incluyen asociación delictuosa, extorsión, trabajos forzados y tráfico sexual. Durante las últimas semanas, cinco mujeres que también fueron acusadas, incluyendo a Nancy y Lauren Salzman, se han declarado culpables.

En su testimonio, Lauren Salzman, de 42 años, describió las operaciones internas de una secta clandestina dentro de Nxivm llamada The Vow (el voto) o DOS, en la que las participantes eran o «amas» o «esclavas», y eran marcadas con las iniciales de Raniere.

Dominio de las Acompañantes Femeninas Obedientes

Salzman era una «ama de primera línea», es decir, una integrante de alto rango de DOS. El nombre del grupo, según se dice, eran las siglas de una frase en latín que puede traducirse como «Dominio de las Acompañantes Femeninas Obedientes».

Debido a su papel dentro de la secta, Salzman pudo dar un panorama amplio y detallado de la forma en que estaba estructurada la comunidad para crear un grupo de mujeres que obedecieran ciegamente las órdenes de Raniere y se sometieran a su control.

Según ella, el principal interés del grupo era venerar a Raniere y fomentar un ambiente de «obediencia y confidencialidad totales».

Salzman testificó que Raniere reclutó a las primeras ocho amas de primera línea del grupo y que las consideraba sus esclavas. Cada una de las ocho reclutó a sus propias esclavas, en grupos separados llamados estirpes, y esas esclavas, a su vez, reclutaron a otras.

De acuerdo con ella, en total había cuatro niveles de esclavas en la pirámide, cada una de las cuales rendía cuentas a su ama del nivel superior. Todas le rendían cuentas en última instancia a Raniere, el «amo supremo».

CHECA ESTO:

“Estaba peor antes”, AMLO sobre situación del sistema de salud