Una pareja se suicido comiendo chiles en una casa ubicada en el municipio de San Matías Tlalancaleca, en Puebla.

De acuerdo con sus propios hijos, sus padres se comieron “chiles con polvo blanco”, dejando a los 3 niños pequeños huérfanos. Los infantes quedaron a disposición del DIF.

El 5 de septiembre los vecinos de la zona dieron aviso a las autoridades para realizar el levantamiento de los cuerpos.

Los niños contaron a la policía que sus padres se sentaron a comer chiles y les pusieron un polvo blanco (que pudo ser pesticida o veneno para ratas), luego se durmieron y ya no despertaron.

Como no despertaban, los niños acudieron a los vecinos. Las primeras versiones apuntan a que todo se trató de un suicidio.

  • Se desconoce la situación que llevó a la pareja a quitarse la vida y dejar a sus hijos solos.

El DIF de San Matías Tlalancaleca cuidará de los tres menores de edad; entre ellos un menor de tres años, esperando a que sus familiares los reclamen.

Si usted necesita ayuda, pídala

Con información de Página Negra