LA PAZ.- Harta de que su hijo de 11 años fuera ‘muy travieso’, una mujer de 29 años decidió quitarle la vida al menor ahorcándolo aparentemente con una soga.

Este violento hecho, ocurrido en La Paz, Bolivia, se registró el pasado domingo por la noche en Sica Sica, y las autoridades comentaron que la fémina le dio muerte al no soportar su comportamiento.

“Lo que refiere la madre es que lamentablemente este muchachito era muy travieso, una persona demasiado hiperactiva, por lo que ella ya estaba cansada de este tipo de problemas y, luego de una reyerta que tuvo con su hermano menor, es que toma la decisión de quitarle la vida”, explicó el jefe de la policía.

Un “surco equimótico” que se observa en el cuello del menor da a pensar que la madre usó una soga para cometer el crimen, indicó el jefe policial.

“Lamentablemente ha sido una muerte violenta”, manifestó.

El cuerpo del pequeño fue escondido por la madre en el baño, mismo que se localizó tras un cateo de los oficiales.

“La autopsia reveló que el niño sufría “desnutrición severa y tenía algún tipo de lesiones” hechas “con anterioridad”, por lo que la Policía cree que “probablemente habría sido víctima de agresión física por parte de su madre”, agregó el jefe policial.

El Ministerio Público ya está al tanto del suceso, por el que la madre será procesada por el delito de infanticidio.