X
News / Noticias

Virgen, misógino y con problemas para comunicarse. Las razones que movieron al homicida de Toronto

Whatsapp_Ecatepec

Según el mito popular, Canadá es uno de los países con mejor calidad de vida. Sus bajísimos índices de violencia, la altura de miras y la abierta posibilidad de debate para los temas más controvertidos, la calidad de su educación, de la salud y la conciencia social que se esparce entre sus habitantes, han generado un aura casi sagrada alrededor del país norteamericano. 

Pero, como todos sabemos, siempre hay algo que mancha los paisajes más limpios. Y esta vez la incomprensión, la intolerancia y la locura fueron los principales participantes de una terrible tragedia en Toronto.

AP

Un llamado policial

De fondo se escuchaban gritos. Las voces al otro lado del teléfono sonaban agitadas y llenas de temor. Todos aseguraban haber visto una furgoneta blanca fuera de control yendo por las calles de Yonge y Finch. Su conductor atropellaba personas como si la tarea fuese sencilla. Después de recibir la información, la policía emitió un tweet en su cuenta oficial. Confirmaron lo que se decía sobre la furgoneta y los peatones. Increíble pero cierto. Sugirieron a la gente no acercarse al lugar de los hechos. 

Según el relato de los policías, un sujeto habría pasado por la calle a unos 60 o 70 kilómetros por hora. Atropelló a casi 30 transeúntes. Al menos 10 de ellos habían muerto por las consecuencias de los golpes. Y cerca de otras 15 habían sobrevivido para ver, aterrados, los cuerpos esparcidos sobre el piso. 

AP

Inmediatamente después de haber asesinado a sus víctimas, el sujeto que manejaba la furgoneta blanca se bajó y comenzó a insultar a los policías. Quería desafiarlos. Comenzó a gritarles que lo mataran mientras los apuntaba como algo que, en un principio, se pensó que era un arma, pero en realidad era su teléfono celular. Casi como una extraña curiosidad, el sujeto que no se dejó intimidar por el arma de fuego apuntándolo directo al rostro, sintió un profundo terror cuando el policía desenfundó su vara metálica. Cuando el uniformado calvo la alzó contra el conductor, él le dio la espalda, se puso las manos sobre la cabeza, y se lanzó al piso. El policía había detenido al criminal sin haber disparado ni una sola bala. 

Horas más tarde, un hombre contaba a CNN que él había podido ver la cara del conductor mientras conducía. Su sola mueca delataba que todo había sido deliberado. Él, intencionalmente, estaba llevando el vehículo hacia los transeúntes:

“Esta persona estaba haciendo esto intencionalmente, estaba matando a todos. Siguió adelante, siguió adelante”.

La principal sospecha era un acto terrorista.

Alek Minassian

Identificaron al autor del Crimen como Alek Minassian, un joven de origen armenio de 25 años que se había titulado recientemente de un programa de estudios informáticos. Los funcionarios y los medios de comunicación se sorprendieron al enterarse, horas más tarde, que Minassian no tenía ninguna clase de vínculos con alguna organización extremista. El ataque había sido hecho por su propia voluntad. Ahora, quedaba una pregunta aún más grande: Si un hombre blanco, joven y canadiense que comete estos actos, no lo hace en nombre de ninguna organización, ¿qué lo lleva a matar a 10 personas, herir a otras 15, y exigirle a un oficial de policía que lo mate? Y, a pesar de que “la locura” podría ser una respuesta más que satisfactoria para todos, las autoridades querían saber de dónde venía. 

Linkedin/Alek Minassian

Los peritos decidieron comenzar a investigar a Minassian. Hurgando entre sus pasatiempos, pertenencias, y sobre todo su perfil de Facebook, no tardaron demasiado en llegar a una potente hipótesis sobre lo que movilizó sus actos: una fuerte misoginia fundada en su virginidad. 

Antes de que Facebook se decidiera a cerrar su perfil, podía leerse un texto abierto al público que decía:

Facebook/Alek Minassian

“¡La ‘Rebelión Incel’ ya ha comenzado! ¡Derrocaremos a todos los ‘Chads’ y ‘Stacys’! ¡Saluden todos al supremo caballero Elliot Rodger!”.

Elliot Rodger, el “caballero supremo” al que Minassian tomaba como referente, fue un joven de 22 años años, autor de una matanza en California el año 2014. Rodger asesinó a seis personas con un arma de fuego, dejó a decenas de heridos, y luego se dio a sí mismo un tiro en la cabeza. Su único legado fue un vídeo colgado en sus redes sociales antes de la masacre. En él, el tirador insultaba fuertemente a las mujeres que lo habían rechazado a lo largo de toda su vida. Aseguraba que ellas lo habían convertido en un “incel” (una palabra usada en Estados Unidos para referirse a los “célibes involuntarios”). En el vídeo, Rodger también aprovechaba el espacio para referirse despectivamente a los hombres que tenían éxito con las mujeres (a los que llamó “Chads“), y a las mujeres que rechazan a hombres interesados en ellas (a las que llamó “Stacys“).

Fundado en los dichos del violento vídeo que dejó Rodger, Minassian adoptaba la terminología de los “Chads” y las “Stacys” para cobrar una venganza cuyos únicos “culpables” eran personas que tenían una vida sexual más activa que él, y que hacían libre uso de su decisión de rechazar una invitación indeseada. 

EFE

Pero, ¿qué más puede decirse sobre los “incels“, los “Chads“, las “Stacys“, y la larga lista de hombres que no pueden lidiar con su frustración por nunca haber conseguido sexo?

“Involuntary Celibate”

A pesar de que bajo este contexto suene paradójico, la primera persona que utilizó el concepto “incel” en la red, fue una mujer. En un foro, ella relataba su soledad, y cómo había afectado en su vida la falta de la actividad sexual. Con pesar, aseguraba que lo más probable era que se debiese a su aspecto físico, el primer filtro por el que pasa una persona frente a otra para poder inducir algún tipo de interés romántico.

Después de haber encontrado a más personas que se sentían como ella, la mujer (su nombre de pila es Alana) decidió abrir una página web para que las personas contaran su experiencia siendo incel. Buscaba generar una red de apoyo para aquellos cuya vida sexual aún no comenzaba teniendo más de 22 años. 

La página estaba abierta para todo el mundo. Y, por eso mismo, la palabra se difundió con rapidez. Algunos meses después, Alana descubrió, impresionada y llena de horror, que sus usuarios más activos eran hombres terriblemente violentos: sujetos que culpaban a las mujeres por su falta de actividad sexual. Bajo el criterio de estas autodenominadas víctimas, era una injusticia monumental el resultarle poco atractivos a las mujeres. Se volvió una práctica bien vista defender actitudes misóginas para hallar consuelo en otros hombres en la misma situación.

AP

Al poco tiempo, y lógicamente, la página de internet fue cerrada. Sin embargo, los incels siguen hallando un espacio seguro en la web. Entre ellos, hablan sobre lo que consideran una sociedad feminista opresiva. Hablan de cómo los coarta la libertad sexual de las mujeres y su capacidad de decidir sobre sus cuerpos y seleccionar a sus compañeros. 

Bajo esta serie de códigos, terminaron por establecerse los términos “Chad” y “Stacy” para exponentes de cada género que tuvieran éxito en el terreno sexual.

Esa “rebelión incel” mencionada por Minassian en su post de Facebook es una narrativa común en esos foros. Va, a grandes rasgos, sobre un levantamiento organizado por estos hombres para “castigar” a las mujeres que no han estado dispuestas a tener contacto sexual con ellos, y a los hombres quienes sí han logrado tener una vida tanto sexual como afectiva satisfactoria. 

Aunque, a pesar de que los foros solían ser espacios más seguros para los incels que tuviesen esta visión del mundo (amparados en un anonimato inquebrantable, y muchos solo localizables por su IP), las plataformas de debate y conversación parecen estar cada vez más atentos a estos usuarios. Los dos principales foros en los Estados Unidos son Reddit y 4chan y, a pesar de que 4chan es una comunidad prácticamente libre de filtros, donde los hilos de conversación pueden estar dirigidos por temáticas realmente nefastas (como, por ejemplo, uno llamado “Rate my girlfriend”, algo así como “ponle nota a mi novia”), y abunden los comentarios misóginos; en noviembre del 2017, Reddit prohibió una sección de su sitio con contenido violento, y dedicado específicamente a los incels, quienes, en algunas ocasiones, incluso sostienen que violar a una mujer con tal de conseguir contacto sexual es aceptable. 

Según el New York Times, estas comunidades tienen cerca de 40.000 miembros. A pesar de que no se sabe cuántos de ellos son realmente incels activos que militan en pro del discurso expuesto en las redes, y cuántos de ellos son, en realidad, solo espectadores del desarrollo del discurso en los foros.

En cuanto a Minassian, quienes lo conocían, relacionaron con él alguna suerte de “discapacidad social”: problemas para comunicarse con sus pares, y tics nerviosos.

Source: UPSOCL

To Top