Vicente Benavides al salir del templo El Señor de la Misericordia de Amula. Fotos: Adriana Luna
ADRIANA LUNA

 

SAN GABRIEL, JAL.

 Vicente Benavides Figueroa, al regresar a su pueblo 27 años después, luego de librar una sentencia de muerte en Estados Unidos, se encuentra con un pueblo “muy diferente” al que dejó, que de hecho ahora es una ciudad media aunque con habitantes envejecidos.

Ayer estuvo recorriendo los caminos rulfianos, regresó al lugar donde nació, la comunidad de Los Camichines, ubicada a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal.

Vicente recibe a cada paso un apretón de manos, abrazos y hasta bendiciones, tal como religiosamente le ocurría año con año luego de intensas jornadas en el campo, hasta que se enfrentó con la justicia estadunidense en 1992. Él, con un nudo en la garganta , agradeció el cariño de todo el pueblo por sus cartas que recibía con alegría durante 27 años en prisión y las firmas de apoyo para que obtuviera su libertad.

Agradezco a todos ustedes por darme este hermoso recibimiento. Estoy muy feliz de regresar a mi pueblo, con mi familia, amigos y todos los que me recibieron. Este maravilloso día en que Dios me dio licencia, la bendición de regresar. Estoy sumamente emocionado de ver el cariño y la fe que siempre tuvieron para que yo regresara. Sus oraciones llegaron al cielo y la respuesta aquí está. Muchas gracias”, externó Vicente Benavides, quien no pudo continuar más por la emoción. El silencio sólo fue interrumpido con un estruendoso aplauso.

Bienvenido Vicente. Estás en casa”, “Viva Vicente”, “Viva San Gabriel”, gritó el pueblo entusiasmado. Los amigos le recordaban las experiencias de infancia, algunos le recomendaron dejar el pasado y aprovechar esta segunda oportunidad para vivir.

La adversidad te quitó parte de tu vida, pero no tu libertad. Hoy eres un hombre libre… siempre creímos en tu inocencia. En esta tu nueva etapa de vida, olvida resentimientos, vive plenamente, goza lo que tengas que hacer y vive tu libertad”, le dijo José Asunción Rodríguez Estrada. Otros lo bendecían por haber regresado al pueblo “con la frente en alto”, “libre”, “sin deber nada a nadie”.

Nicolás Villalvazo, amigo de juventud, postrado en una silla de ruedas aguardó en la esquina de su casa, la llegada de Vicente para abrazarlo; la emoción los venció y aparecieron las lágrimas. “Fuimos buenos amigos de juventud; me da tristeza ver todo el tiempo que pasó por allá. Lo abracé, sentí mucha pena y mucho gusto. Lo felicité porque ya llegó de vuelta aquí al pueblo. Mis lágrimas son de alegría.

De alguna forma, la victoria que logró Vicente fue compartida por su gente. “En buena medida es por lo que está aquí con nosotros, por toda la gente que creyó y que estuvo acompañando con todo el esfuerzo para que lo sacaran de ahí”, apuntó el alcalde de San Gabriel César Rodríguez.

27 años estuvo preso Vicente Benavides hasta que la Corte de Estados Unidos lo absolvió de cualquier delito

Mirna y Patricia, sus sobrinas, le enviaron cartas cuando estuvo en prisión, lo que le daba fuerza mental a su tío para sobrevivir la tragedia. Ellas se convirtieron en el
vínculo para saber lo que pasaba en San Gabriel. Mientras que Vicente, se convirtió en un ejemplo de fe inquebrantable para ellas: “Guardo en mi corazón todos los testimonios de fe que a través de tus cartas recibí durante muchos años. Doy gracias a Dios por concederle el milagro de regresar a su tierra, con su gente, por el pueblo de San Gabriel que tanto oramos porque lograras tu libertad”, le dijo Mirna. Al abrazarlo, además le sentenció: “Ni una carta más”, a lo que su tío respondió: “Tenemos mucho que hablar”.

Vicente Benavides todavía deberá regresar a Estados Unidos en estos días para arreglar su situación legal; logró la visita relámpago a su pueblo gracias a un permiso temporal.

 

Vicente Benavides abraza a Nicolás, su amigo de juventud.

 

EL CASO

  • Vicente Benavides fue condenado a la pena de muerte, tras una acusación criminal de la que fue absuelto por un presunto ataque sexual y asesinato en contra de una menor. Luego de 27 años preso, la Suprema Corte de Justicia de California dictaminó su inocencia, se revocó su sentencia y quedó en libertad.
  • Excélsior le ha dado seguimiento al caso desde hace varios años. En abril del 2010 publicó sobre los esfuerzos hechos por el gobierno jalisciense y el Congreso de Jalisco en pro de la libertad de Vicente.
  • En marzo del 2018 sus familiares y amigos esperaban su regreso al pueblo, tras una resolución de la Corte de cancelar sentencia de muerte.
  • El 20 de abril del 2018 Vicente Benavides recobró su libertad de la cárcel de San Quintín en California.

 

cva

 


Source: Excelsior

Facebook Comments.