X
News / Noticias

Un pequeño favor

Whatsapp_Ecatepec

Paul Feig, el director que siempre filma en el set con trajes elegantes y su inseparable bastón con mango de calavera, regresa a la cartelera tras el mediano éxito de la versión femenina de Los cazafantasmas con Un pequeño favor, cinta protagonizada por Blake Lively y
Anna Kendrick.

El realizador, en esta ocasión quiso adaptar la novela Un pequeño favor de la escritora estadunidense Darcey Bell para adentrarse en una espiral de misterio en donde nada es lo que parece. La trama se centra en dos madres de familia, una bastante convencional y a veces hasta sosa llamada Stephanie (Kendrick), que comienza una extraña amistad con una madre de familia sofisticada, elegante y bastante misteriosa llamada Emily (Lively). Conforme van desarrollando su amistad y confesándose cosas de su pasado, la trama va tornándose cada vez más oscura justo cuando ésta última madre desaparece.

Al inicio de la trama, el espectador se siente atrapado por el entramado del que empieza a ser testigo, sin embargo, poco a poco la historia va dando tantos giros que el relato se torna inverosímil y se desconoce a dónde es que nos quiere
llevar el director.

La mala de la historia comienza a provocar lástima, mientras que la dulce y buena saca su lado más macabro y manipulador para obtener y defender lo que quiere. La resolución que se da al final nos permite sentir que el director jugó desde un inicio con nosotros para concluir el filme con una escena absurda, llevada muy bien por Lively, que provoca risa. 

Un pequeño favor seduce con la fotografía, el vestuario (que es una extensión de Paul Feig al vestir a Lively con trajes bastante elegantes, tal como él lo hace en su vida diaria) y el soundtrack, repleto de propuestas francesas, sin embargo, es una cinta mediana que podía haber dado
más batalla.

-Lucero Calderón

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0


Source: Excelsior

To Top