Ya en alguna otra ocasión, hace no muchas semanas por cierto, recurrimos a un popular refrán popular —previa corrección, obvio— para tratar de describir y/o ¿explicar? la cada vez más lamentable situación en que se encuentra y ocurren las cosas al interior de Acción Nacional, el otrora partido de las derechas o, insistamos, de la gente bien…

“Pobre PAN —dijimos entonces— ¡tan lejos de Dios, de sus principios y valores fundacionales, de su esencia, y tan cerca de (Ricardo) Anaya, de su ambición y soberbia antidemocráticas!

 Hoy, a la vista de la última de las maniobras del fallido candidato presidencial y los suyos para mantener bajo control el partido, debemos ratificar lo dicho…

Ocurre que, apenas entrada la tarde de ayer, en un clásico sabadazo pues, el partido emitió un comunicado oficial para dar a conocer la designación de Juan Carlos Romero Hicks como coordinador del Grupo Parlamentario en la Cámara de Diputados de la LXIV Legislatura y la del autodefinido anayista non, el impresentable Damián Zepeda Vidales, de la correspondiente en el Senado. Las nominaciones, se informó, habían sido realizadas por, el hasta las primeras horas de ayer creíamos secretario general, Marcelo Torres Cofiño, pero, vea usted, ¡ya en calidad de presidente nacional en funciones!

¿Cuándo y ante quién solicitó licencia a su cargo el interino Zepeda?, fue la pregunta que se planteó entonces de manera reiterada y ante la que —¡otra sorpresa!— nadie, ni al más alto nivel de la estructura partidista ni, menos, al margen de ésta atinó a ofrecer una respuesta medianamente convincente, lo que movió —“sólo a los mal pensados, que conste”— a pensar que tanto la licencia como la (auto)designación del sonorense fueron producto de órdenes dictadas en otro lado, “en Querétaro para ser más precisos”, porque, si somos serios, explicaría algún alto mando del blanquiazul, “sólo Anaya cree que es el de mejor trayectoria y el más capacitado… más que Gustavo Madero o, incluso, (hasta) que Josefina Vázquez… ¡Que ha dado tan buenos resultados al PAN y la sociedad que hay que premiarlo!”.

Al margen, y a manera de fortuito contraste, vale decir, la nominación del exgobernador guanajuatense, extitular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y ahora diputado federal de mayoría, Romero Hicks, constituye no sólo un reconocimiento a la persona, y a través de él al panismo de aquella entidad, sino, perdón, un importante logro en cuanto que —“y sólo porque Miguel (Márquez ) endureció la pierna…”— impidió cristalizara la pretensión del anayismo de imponer al impresentable Jorge Romero Herrera en esa posición….

Pobre Acción Nacional, pues… ¡y lo que falta!

 

ASTERISCOS

* Lo dicho: “Libre”, la asociación civil “con vocación (claramente) política…” presentada ayer por Margarita Zavala no será, como especularon otros de manera errónea, una AP que anteceda la creación de un nuevo partido que “recoja las banderas de Acción Nacional que el anayismo dejó tiradas al paso de su antidemocrático dirigente y ahora fracasado candidato”… ¡Aunque, en otro momento, podría ser una eficaz plataforma hacia el poder (político)”…

* Vaya sorpresiva decisión la de Tatiana Clouthier, quien, aduciendo razones de carácter familiar, anunció que no asumirá la Subsecretaría de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles de Gobernación, como le propuso Andrés Manuel López Obrador, y sí, en contrario, se sumará a la bancada de Morena en San Lázaro 

* Apenas comenzar septiembre, el día 6 en Acapulco, iniciarán los trabajos del Congreso Nacional: “La Justicia Administrativa en México. Reforma y Retos”, organizado por la Asociación Nacional de Magistrados de la especialidad que preside Yasmín Esquivel Mossa. Entre los ponentes ya confirmados están la secretaria Arely Gómez y Sergio García Ramírez.

Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.

                Twiter: @EnriqueArandaP

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0


Source: Excelsior

Facebook Comments.