X
News / Noticias

AMLO y su propuesta de seguridad

AMLO y su propuesta de seguridad

El miércoles pasado, 14 de noviembre, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y su equipo en materia de seguridad presentaron su propuesta de seguridad, el cual será la guía para la administración entrante.

¿No que todo era amor? AMLO pide 50,000 nuevos miembros al Ejercito, PF y Marina

A manera de resumen, los puntos destacados de este plan son: la creación de una Guardia Nacional con funciones de seguridad pública y combate a la delincuencia organizada, la elaboración de una Constitución Moral —para el “bienestar del alma”, según dijo el futuro mandatario—.

Abrir el debate sobre legalización de las drogas, erradicar la corrupción y pobreza, la disminución de penas a delincuentes y una posible amnistía, así como incorporar mecanismos de prevención, incluyendo garantizar educación y salud.

Sobre la propuesta de seguridad, vale la pena hacer algunas reflexiones. En primer lugar, llama la atención que AMLO, durante 12 años, ha sido muy crítico con que las Fuerzas Armadas estén en las calles, principalmente por las implicaciones que esto tiene en violaciones a derechos humanos

Ahora busca legitimar las labores de seguridad de una Guardia Nacional, subordinada a la Sedena, que incorpore a policías militares, navales y federales.

Incluso se busca incluir este “nuevo” cuerpo de seguridad en la Constitución, para evitar que su creación sea declarada inconstitucional por la Suprema Corte, como ocurrió con la Ley de Seguridad Interior.

Peña Nieto quiso crear su propia fuerza policial, la Gendarmería

Como en todos los sexenios, se trata de encontrar el hilo negro sin utilizar lo que ya existe. Durante la administración de Felipe Calderón, después de miles de millones de pesos invertidos, y con el objeto de sacar a las Fuerzas Armadas de las calles, se creó la Policía Federal.

Después, el presidente Peña Nieto quiso crear su propia fuerza policial, la Gendarmería, la cual finalmente quedó adscrita a la Policía Federal, en gran parte con los elementos con los que ya contaba, y se dejó de invertir en lo que ya existía; ya conocemos los resultados.

Ahora, el Presidente electo y su propuesta de seguridad, quiere crear una Guardia Nacional, que incorpore a las fuerzas armadas que ya existen y que actualmente trabajan coordinadas. Según parece, cada presidente quiere tener su propia organización, ya sea que funcione o no.

En segundo lugar, en los foros sobre la Pacificación del País y Reconciliación Nacional, las víctimas rechazaron tajantemente cualquier elemento de perdón o amnistía para delincuentes, lo que expresaron directa y claramente al Presidente electo y a su equipo, exigiendo más bien justicia.

El plan enuncia la disminución de sentencias y la amnistía como temas necesarios para la “pacificación del país”, lo que hace pensar que los foros fueron una simulación.

Y tercero, las propuestas del plan no son innovadoras; apostarles a la prevención y a la recomposición del tejido social (que sirve, pero toma tiempo), usar a las mismas fuerzas federales que hoy hacen el trabajo.

La legalización de las drogas y dividir el territorio nacional para reducir la violencia

Hablar sobre la legalización de las drogas y dividir al territorio nacional en 266 sectores, igual que lo hizo Mondragón y Kalb en la Ciudad de México, en el gobierno de Marcelo Ebrard, no es nada nuevo; basta ver cómo se ha recrudecido la violencia para saber si estas estrategias funcionan.

Desgraciadamente la propuesta de seguridad, parece poco probable que el plan presentado tenga resultados significativos en el corto, mediano o largo plazo. Como se escribió en esta columna el pasado 11 de agosto (El tema es seguridad), todo indica que la violencia e inseguridad se sigue percibiendo exactamente igual que hace 12 años.

El plan no incluye nada nuevo ni contundente; por el contrario, la creación de la Guardia Nacional parece un retroceso.

Muchos expertos han dicho que se debe invertir en recursos humanos y materiales de las policías locales, así como en la consolidación de la Policía Federal, a fin de lograr, eventualmente, sacar a las Fuerzas Armadas de las calles.

Llama la atención que este elemento no haya sido el eje central del Plan Nacional de Paz y Seguridad del gobierno entrante, no obstante, se esté creando la súper Secretaría de Seguridad Pública, que dirigirá Alfonso Durazo, pero que, según parece, no tendrá la batuta en el combate al crimen organizado.

CHECA ESTO:

Alfredo Del Mazo y Andrés Manuel López Obrador acordaron terminar el tren México-Toluca

Facebook Comments
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top