• Aunque son una minoría, respecto a los casos de adultos mayores de 60 años, siguen estando en riesgo de contraer la enfermedad
  • De entre los 6,510 decesos por COVID-19 registrados en México, 24 de ellos han sido en menores de 20 años, alertando a padres de familia en no confiar que los jóvenes son inmunes al virus, por no estar en la categoría de población vulnerable.

La Dra. Miriam Esther Veras Godoy, Directora General de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES), informó que la población menor de 20 años es la menos afectada por la población, sin embargo no está libre de padecer la enfermedad.

Como muestra están los datos de este 21 de mayo. En el país existen 462 casos confirmados de contagios activos, dentro del acumulado de 1,471 con COVID-19, es decir, los menores de 20 años representan el 2.5% del total.

Además, señalan que hasta el momento 24 jóvenes han muerto a causa del coronavirus, lo cual señala que la enfermedad tiene un 1.6% de letalidad en menores.

Por ello, no se debe descuidar a los menores, y estar atentos en caso de que comiencen a presentar malestares, pues aunque no llegara a complicarse la enfermedad, pues podrían esparcir el virus entre los adultos con los que conviven.

Señales de alarma

Para detectar si un menor de edad tiene COVID-19 es necesario identificar los siguientes síntomas:

– Respiración rápida

– Hundimiento de costillas

– Quejidos

– Coloración morada o azulada alrededor de la boca

– Fiebre que no se controla fácilmente

– Dificultad para beber o amamantarse

– El niño se ve enfermo (somnoliento)

Sin embargo, los tutores también deben de estar al pendiente en caso de que los menores tengan hinchazón en las extremidades, ya que podría estar relacionado al COVID-19.

Juan Francisco Galán Herrera, director general de Coordinación de Hospitales Regionales de Alta Especialidad, explicó menores en Estados Unidos e Italia han presentado síntomas del síndrome inflamatorio multisistémico, parecido a la enfermedad de Kawasaki, asociado al coronavirus.

“No se tienen muy conocido cuál es el mecanismo disparador de esto (la enfermedad de Kawasaki), pero se ha asociado no solo con este SARS-CoV-2, sino con otros virus, desencadenantes de este proceso. Es una respuesta inmune, no es que se vaya a presentar COVID-19 en niños de esta manera. Habitualmente, la enfermedad de Kawasaki tiene que cumplir con ciertas presentaciones para ser determinada como tal”, señaló.

Los síntomas de la enfermedad de Kawasaki son los siguientes:

– Conjuntivitis

– Exantema cutáneo (erupciones uniformes en la piel)

– Enrojecimiento en palmas y plantas

– Inflamación de ganglios

– Lengua aframbuesada

– Grietas en los labios

Imágenes compartidas por las autoridades sanitarias en donde se ven ejemplos de menores con la enfermedad de Kawasaki (Foto: SSA)

En caso de que los responsables del menor detecten que tiene alguno de los síntomas pueden llamar a la línea de atención COVID (800-00-44-800) para buscar ayuda de inmediato.

Las autoridades hicieron un llamado a la ciudadanía que convive con menores de edad, a asegurarse que de que reciban las atenciones necesarias, como la aplicación de vacunas a tiempo.

Población infantil asintomática

Según datos oficiales, de los 40 millones de niños, niñas y adolescentes, el 90% de los que se contagian son asintomáticos, esto quiere decir que solo serán portadores de la enfermedad.

Del 10% que contrae la enfermedad, más del 50% son varones; más del 80% tienen comorbilidades complejas como obesidad, diabetes o cáncer; más del 70% tienen síntomas respiratorios graves y sólo el 38% requiere soporte respiratorio con ventilación.

Protección para menores

El Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), Ricardo Bucio Mújica, informó que en México, una de cada tres personas en menor de edad, además, de que entre marzo y junio de este año nacerán más de 717 mil bebés, por lo que es importante voltear a verlos y tomarlos en cuenta, más allá de ser sujetos dependientes de los adultos.

Refirió que las acciones indispensables para su atención y protección son: asegurar el acceso a servicios; salvaguardar su integridad; evitar los riesgos sanitarios y minimizar los efectos secundarios.

Por ello, hizo un llamado a los tres niveles de gobierno a poner atención en la población de NNA, más allá de la crisis sanitaria del coronavirus, a fin de evitar que aumente la deserción escolar, los embarazos infantiles, la violencia y el trabajo infantil.

El reto para los niños y niñas no es la pandemia, sino la invisibilidad […] son un 30% de la población que muchas veces no son tema de los grandes asuntos nacionales”, señaló.

Por su parte, Cristian Roberto Morales Fuhrimann, representante de la OMS/OPS en México señaló que las autoridades deben minimizar el impacto del COVID-19 en NNA con inclusión, participación, solidaridad y cohesión social.

Hasta este 21 de mayo, se registraron 6,510 decesos, además de 59,567 casos confirmados acumulados y 12,905 contagios activos de COVID-19.

INFOBAE

Facebook Comments.