Si sueñas con tener las nalgas como Kim Kardashian, ten cuidado. La cirugía es muy peligrosa
News / Noticias

Si sueñas con tener las nalgas como Kim Kardashian, ten cuidado. La cirugía es muy peligrosa

Los años pasan, las modas cambian y los ideales estéticos van de la mano con esas corrientes. Más allá de que no estamos de acuerdo en que haya un modelo de cuerpo que deba imitarse, ya que en realidad todos los cuerpos tienen su brillo por sí solos, es inevitable admitir que esto ocurre. Y es hasta cíclico.

De cuerpos más robustos pasamos a la delgadez casi extrema y hoy, con las Kardashian a la cabeza de la industria medial, las caderas anchas y las curvas por doquier se han vuelto a tomar las portadas de las revistas de espectáculos. Es por dicha razón, que muchas sueñan con alcanzar dicho ideal, muchas veces sin considerar los riesgos que eso trae consigo y, en el caso de las nalgas de Kim Kardashian -o casi cualquiera de sus hermanas-, el peligro es notorio. 

Más allá de los ejercicios y la genética, el procedimiento para tener una zona posterior como la de Kim K se llama lifting brasileño o BBL -Brazilian Butt Lift-, el cual consiste, básicamente, en la extracción de grasa de los muslos o el abdomen -mediante una liposucción- y la inyección de esta en los glúteos, con el objetivo de aumentar su tamaño y dejarlos redondos y exuberantes. Como toda una Kardashian. 

I’m really shy…

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

//www.instagram.com/embed.js

Sin embargo, la cirugía que dura 2 horas y conlleva 2 semanas de recuperación, no es tan simple como suena y puede incluso acabar con la vida de los pacientes. Es más, 1 de cada 3 mil personas mueren a causa de esta operación, según informó un estudio de la Universidad de Oxford. Un 0,033% de mortalidad que si bien parece bajo, es el más alto cuando se trata de cirugía de esa índole, las cuales tienen un promedio de 0,002%. Lamentablemente, eso no ha detenido a artistas como Iggy Azalea o Nicki Minaj de proceder.

Pero, ¿por qué? Al inyectar la grasa con demasiada profundidad, se corre el riesgo de que esta entre en el sistema circulatorio y provoque una embolia pulmonar de resultados letales. ¿Y qué es eso? En palabras de Douglas Senderoff, para Huffington Post, una embolía “es básicamente un coágulo de sangre que se mete en los pulmones, e impide que el cuerpo pueda obtener oxígeno gracias obstrucción, y eso es fatal”

Para más remate, y según explicó el profesional, aquel no es el único riesgo que se corre con la intervención. Hemorragias, problemas a la hora de cicatrizar e infecciones por eso mismo son también algunos peligros, con la necrosis grasa como el mayor de ellos.

Para evitarlos, la recomendación de Senderoff es siempre informarse bien antes de proceder con la cirugía, y además elegir a un buen profesional que lo realice, ya que en los tiempos de hoy cualquiera se cree capaz. “La operación es arriesgada en sí misma, y ​​si la pones en manos de personas que no están bien capacitadas, es aún más peligrosa”, advierte el médico.

Para quienes prefieran evitar estos riesgos, siempre se puede echar mano al viejo y confiable ejercicio. Así, además, estarás más saludable. 


Source: UPSOCL

Facebook Comments.
MGID
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top