En 1919, John Maynard Keynes escribió su libro Las consecuencias económicas de la paz, en el que pronosticó la Segunda Guerra Mundial porque la economía alemana no podría cumplir con las condiciones impuestas tras rendirse en la primera gran conflagración del siglo anterior.

Entre 1921 y 1923 la República de Weinmar entró en una hiperinflación tal que se necesitaban maletas literalmente llenas de dinero para comprar unos pocos bienes básicos que, sin duda, sembraron la semilla del Nacional Socialismo.

En Venezuela se registra un proceso inflacionario que hará que el alza de precios (pronosticada por el FMI de 720 por ciento para este año) haga palidecer la hiperinflación argentina de finales del siglo pasado. Hoy un billete de 20 bolívares vale menos que una servilleta de papel.

La hiperinflación en la nación sudamericana sólo es la punta del iceberg de una crisis económica en la que escasez y carestía se han convertido en monedas de curso legal.

Gente que se autoemplea en vender lugares en las filas de racionamiento o redes sociales que se dedican al trueque de los pocos productos posibles. Lamentables escenas en la frontera con Colombia de personas  desesperadas tratando de obtener bienes de la canasta básica.

En México se habla de irritación social porque la inflación se ubica por debajo de tres por ciento durante los últimos 15 meses. La popularidad de Enrique Peña Nieto se encuentra en el nivel más bajo de su gestión por lo que algunos lo interpretan como la mala marcha de la economía.

Mientras que los datos de la economía mexicana hablan de crecimiento en la Inversión Extranjera Directa, aumento en la producción industrial, crédito y consumo a tasas que rondan los dos dígitos; en Venezuela se registra una fuerte contracción económica en la que las transnacionales están siendo expropiadas por métodos extrajurídicos disfrazados de cambios a los contratos de coinversión.

Tradicionalmente se dice que los gobiernos caen cuando las condiciones de la economía familiar se hacen insostenibles. Sin embargo, Nicolás Maduro se mantiene al frente del gobierno de Venezuela y, según parece, podrá pasar la estafeta del chavismo a su vicepresidente a pesar de que la oposición —que tiene como figura visible a Henrique Capriles— ha logrado las firmas suficientes para iniciar el proceso revocatorio.

La ley electoral de aquella nación establece que si Maduro es retirado de su cargo por el plebiscito durante este año se tendrían que convocar nuevas elecciones. A partir de 2016 se nombraría al vicepresidente, un hombre que seguiría un papel similar al que jugó el actual presidente con respecto a Hugo Chávez. El eterno retorno una y otra vez…

POST SCRIPTUM: Donald Trump sigue haciendo de las suyas y mostrando una increíble capacidad para ajustar sus declaraciones. Primero acusó a Hillary Clinton de ser la creadora de Daesh (el mal llamado Estado Islámico) y después de que sólo era la cofundadora, debido a que el verdadero autor era Barack Obama.

Ante la fuerte reacción que causó, incluso entre simpatizantes del Partido Republicano, torció su discurso intentando parecer que se trataba de un simple sarcasmo. Siempre tan simpático, elocuente y cínico tremendo personaje.

En muy poco tiempo se sabrá si este hombre está dilapidando su capital político o está reinventando la forma de hacer política. Al tiempo.

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Video: 
Send to NewsML Feed: 
0

————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : Excelsior
Realismo mágico
—————–

Facebook Comments.