News / Noticias

México requiere de AMLO en tiempos de Donald Trump

Whatsapp_Ecatepec

Hasta hace poco, cuando el presidente numero 45 de los Estados Unidos de Norteamérica tomo posesión de la CasaBlanca, en Whasington D.C., la relación de México con los Estados Unidos era hasta cierto punto estable. Nunca justa desde que nos robaron la mitad del país, pero estable.

Eso cambio radicalmente cuando la frontera entre ambos países se volvió un tema electoral y, sobretodo, una estrategia que incentivo el odio y el racismo de los americanos hacia los migrantes, centrándose específicamente en los mexicanos, quienes son los que mas cruzan buscando el american dream (sueño americano) que parece mas deteriorado que nunca.

¿De que serviría entonces tener a un presidente como AMLO?

Advertising
Advertising

Existen, entre muchas opiniones encontradas, la idea de que ambos tienen una corriente de pensamiento similar en algunos aspectos, la del nacionalismo. Ambos comparten, por  ejemplo, la creencia de que las empresas llegadas del exterior a sus países no hacen mas que beneficiarse exarcebadamente sin dejar beneficio para sus ciudadanos, tal como lo ha dicho AMLO y Trump en diferentes ocasiones y espacios.

Hay otra cosa en común entre ellos: nunca se han limitado para decir lo que piensan y como lo piensan. Por eso uno y otro, en sus debidas dimensiones, tienen cierto rechazo de los poderosos sectores empresariales que ven mermado su poder cuando actores políticos de este calibre tratan de arrebatarles el poder que le han robado al pueblo. Trump no gano por la idea de ser un magnate, hombre de negocios, sino porque extendió una idea en la mente de los ciudadanos; AMERICA FIRST. (América primero) 

Al menos hay que reconocerle a ambos que cuando toman el micrófono es para dejar atrás el protocolo y hablar como la mayoría de los ciudadanos piensan, sin trabas.

México necesita de AMLO en tiempos de Donald Trump porque ambos son consistentes en que sus países deben ser los mayores privilegiados cuando de negociaciones como el TLCAN se trata.  Gobiernos priistas como el de EPN han optado por dar paso libre a las empresas creyendo que solo la inversion privada puede generar estabilidad económica y empleo, pero se equivocan. Por eso no suena inteligente que México compre maíz y frijol a países del extranjero, como Brasil.

EPN no hizo sino adoptar una estrategia política equivocada cuando intentaron convencer a Trump, trayendolo a México, de cambiar de parecer sobre su opinión del país y los mexicanos. Fracasaron.  

Por eso AMLO repite una y otra vez: “No expropiaciones. Autonomía del Banco de México. Precios de garantía a maíz; vamos a dejar de comprar y vamos a producir lo que consumimos, buscaremos ser autosuficientes”.

Quizá esta sea vez sea el mejor aliado con el que contamos. 

 

 

To Top
X
X
X
Rotafolio