Hace un mes justamente, estábamos viviendo el cambio de batuta que tendrá nuestro país en el poder ejecutivo, poniendo a Andrés Manuel López Obrador, aka Manuelovsky, como nuestro máximo representante obteniendo el 53.1% de los votos, algo así como treinta millones 47 mil 762 boletas con su nombre.

Como recordarán algunos por aquí, en punto de las 8 de la noche, justo después de darte a conocer el conteo rápido, salió Pepe Meade para reconocer, casi casi con lágrimas en los ojos, que las encuestas no lo favorecían, al igual que el candidato, Ricardo Anaya.

Después de esto, Meade se renunió com EPN, incluso llegaron a sonar por ahí rumores de que llegaría a Banxico y que AMLO querría reunirse con ambos ex-candidatos, pero a ciencia cierta, no ha pasado algo sumamente relevante, al menos no tan relevente como… ¡¿auuuush, y esa barba nueva, Pepe?!

En una foto que aparece junto con Julio Di Bella, coordinador de redes ciudadanas durante su campaña, podemos ver a José Antonio Meade con nuevo look y toda la cosa, y lo más curioso… es que está sonriendo como jamás lo vimos sonreír en la campaña presidencial, jajaja. Obviamente, llegaron los momazos y se pusieron de variedad.

TENEMOS EL MEJOR CONTENIDO:

Ivanka condena la medida de Trump de separar a las familias en la frontera

El pediatra que es acusado de abusar de 30 niños

Inicia una nueva relación entre China y México: Ebrard

Facebook Comments.