Con menos de un año viviendo en su casa, Kendall Jenner decide vender su mansión de 6.5 millones de dólares ya que no es lo suficientemente segura para ella. Durante este tiempo, fue seguida por un acosador hasta la entrada de su casa y además le robaron 200 mil dólares en joyas.

Glamour.com

Lo peor de este último robo, es que no hubo señales de que los ladrones entraran a la fuerza, por lo que sospechan que fue alguien que trabaja junto a la celebridad. Jenner despidió a los guardias de seguridad que trabajaban allí.

Su madre, Kris Jenner, se había mostrado completamente en desacuerdo con la compra de su hija debido a que la casa no era un recinto cerrado, además de estar muy cerca del sector de Sunset Strip.

De acuerdo a TMZ, Kendall ya tiene a un comprador potencial, y está pensando en comprar una casa de 15 millones de dólares en el lado oeste de Los Angeles, probablemente en Beverly Hills o en Bel Air.


Source: UPSOCL

Facebook Comments.