News / Noticias

Los desafíos de América Latina frente a la llegada de refugiados sirios

Whatsapp_Ecatepec

Un refugiado sostiene a su hijo en la Plaza Independencia, en Montevideo (AP)

América latina tiene una larga historia de acoger a personas que se ven obligadas a dejar sus países para encontrar un mejor futuro, ya sea escapando del extremismo, la guerra o la pobreza. Desde la masiva llegada de inmigrantes europeos a finales del siglo XIX y principios del XX, pasando por el refugio a los exiliados de la Guerra Civil Española hasta el arribo reciente de quienes escapan de catástrofes o estados fallidos, por citar algunos ejemplos, la región no es ajena al drama de la migración forzada.

Pero desde el inicio de una era de turbulencias sociales y políticas en Medio Oriente tras la denominada “Primavera árabe” y las guerras civiles en Siria, Libia y Yemen, la región mantuvo esfuerzos relativamente limitados en comparación con algunos países de Europa y ahora se prepara para ampliar la llegada y hacer frente a los desafíos que conlleva.

Según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), un poco más de 5.000 refugiados sirios llegaron a diferentes países de América Latina, especialmente a Brasil, Argentina y Uruguay, contra cerca de 490.000 en Alemania, sólo durante 2015, y más de 100.000 en el primer trimestre de 2016, según datos oficiales que podrían incluso no dar cuenta del alcance real del movimiento de personas.

De cualquier manera, se trata de una crisis migratoria sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

Tres jóvenes sirios en San Pablo; Brasil es el principal destino de los refugiados que escapan de la guerra civil (AP)

La mayoría de quienes llegan al continente eligen a Brasil para asentarse, donde casi 3 millones de sus ciudadanos tienen ascendencia siria. En total, unos 2.298 refugiados sirios se encuentran en el país, según ACNUR.

En diálogo con Infobae, Luiz Fernando Godinho, oficial en la sede Brasilia de ACNUR, consideró que “Brasil tiene una legislación avanzada y un mecanismo de protección internacional operativo, con la participación de la sociedad civil y el gobierno a nivel municipal, estatal y federal”.

Además, Godinho confirmó que el país permanece abierto y disponible para la llegada de nuevos contingentes y que el gobierno “no trabaja con metas ni límites” con respecto al número.

Por su parte Uruguay recibió un grupo de 42 ciudadanos sirios con perspectivas de ampliar el número, pero la experiencia no fue exitosa y muchos quisieron retornar a los campos de refugiados en el Líbano donde fueron ubicados en un principio.

El reciente atentado en Niza, perpetrado por un tunecino residente en Francia, puso la mirada sobre el extremismo (Reuters)

El programa uruguayo comenzó durante la presidencia de José Mujica y el primer grupo llegó en 2014. Estaba previsto que un segundo contingente llegara en 2015, pero finalmente se canceló.

Muchas familias dijeron que el dinero no alcanzaba para cubrir los altos costos del país, que se les dificultaba trabajar y que el gobierno les había planteado una situación más fácil de la que finalmente encontraron.

Para Godinho, el proceso de integración nunca es fácil. “Tenemos casos muy exitosos, otros que necesitan más cuidado y vigilancia, y otros que no pueden adaptarse, debido a razones sociales, culturales o económicas”, consideró.

La Argentina también cuenta con una importante población de ascendencia siria, pero hasta el momento los refugiados llegan apenas a 290. Los esfuerzos se enmarcan en el “Programa Siria”, que flexibiliza el visado y facilita el pedido de asilo para ciudadanos sirios.

Algunas familias sirias en Uruguay no lograron adaptarse y decidieron irse del país (AP)

Recientemente, el presidente Mauricio Macri, anunció su intención de recibir 3.000 refugiados sirios que escapan del caos de la guerra civil y la amenaza de Estado Islámico (ISIS). El jefe de Gabinete Marcos Peña confirmó la decisión de recibir refugiados en la Argentina “para colaborar con la situación internacional”.

La iniciativa fue celebrada como un aporte para mejorar la situación de los refugiados y un compromiso mayor con la Unión Europea para ayudar en la contención de la creciente crisis humanitaria.

Pero también activó alarmas acerca de los problemas resultantes en la integración de las familias, como se vivió en Uruguay, y la posible amenaza de extremistas que podrían camuflarse entre refugiados para infiltrarse y realizar ataques.

“Los riesgos a la seguridad de los refugiados sirios son, en general, bajos”, consideró Daniel L. Byman, investigador en política de Medio Oriente en el instituto Brookings, en un reciente artículo. “Pero los riesgos potenciales son considerables si la crisis no se maneja bien”, agregó.

Ruinas en Alepo: desde 2011 la guerra en Siria causó más de 280.000 muertos y cerca de 4 millones de refugiados (AFP)

El analista critica especialmente la conducta de abrir generosamente las puertas al país para luego ignorar, maltratar y marginalizar a los refugiados, creando una situación propicia para el surgimiento del extremismo.

En especial se recuerdan los ataques en París en noviembre y el atentado en Niza, con un saldo de 84 muertos, que fueron perpetrados por emigrantes radicalizados, así como el reciente ataque realizado por un germano-iraní en en Munich que parece mantener una relación con los conflictos que resultan de una integración poco exitosa.

Las traumáticas situaciones que viven los refugiados también contribuyen a su posible radicalización. “El 79% de los niños refugiados experimentaron una muerte en la familia y la mitad muestra señales de estrés postraumático”, explicó Hanan Al Hroub, profesora palestina especializada en niños expuestos a la violencia, en un artículo en The Independent. “Al no brindar educación a estos niños, estamos creando los extremistas del futuro”, consideró en relación a la escasa o nula educación formal que reciben los niños en los campos de refugiados donde aún residen la mayoría de los refugiados sirios.

“Los refugiados son personas comunes y corrientes que pasaron por situaciones extremas y necesitan el apoyo de toda la sociedad para reconstruir sus vidas”, señaló, por su parte, Godinho.

Los refugiados sirios que logran escapar de la guerra llegan primero al Líbano o, como esta familia, a Turquía (AFP)

Por otro lado, los inminentes Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que comenzarán en pocas semanas, provocaron una ola de especulaciones sobre la seguridad en Brasil frente a posibles atentados extremistas, e incluso las autoridades dijeron haber desbaratado un grupo con intenciones de atacar.

También es fuerte en la región el recuerdo de los dos atentados que sufrió la Argentina en 1992 en la Embajada de Israel en Buenos Aires y en 1994 en la asociación israelita AMIA, atribuidos a sectores extremistas.

América latina se prepara para aumentar su participación en la crisis de refugiados que provienen de la Guerra Civil en Siria y dar una oportunidad a miles de personas que buscan un mejor futuro, pero se enfrenta también a los desafíos que esta situación presenta. “El proceso de integración es dinámico y multifacético, pero los refugiados son personas que pueden contribuir eficazmente a la sociedad que los acoge”, concluyó Godinho.

LEA MÁS: Especiales de Infobae América

⊂(◉‿◉)つ
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : Infobae
http://www.infobae.com/america/america-latina/2016/07/24/los-desafios-de-america-latina-frente-a-la-llegada-de-refugiados-sirios/
⊂(◉‿◉)つ

To Top
X
Rotafolio