Parecía un día de trabajo como tantos otros. Terminó el jueves a la noche su jornada como limpiador de camiones de basura del municipio de Montevideo, Uruguay y, como siempre, se despidió de todos y se dispuso a salir. Estaba a punto de volver a su casa cuando se cruzó con una compañera que le dijo que escuchaba un ruido extraño que provenía de uno de los tantos vehículos que día a día deben limpiar hasta dejar impecables.

“Parecía un llanto”, le cuenta a Infobae Fernando Marié desde el barrio Buceo, donde trabaja todos los días desde hace siete años en el mantenimiento de la flota de los vehículos recolectores. “Llegamos a pensar lo peor, que podía ser un bebé”, apunta el hombre de 35 años, que desde hace tiempo piensa en todo aquello con lo que se cruza durante su jornada laboral.

Acá podés encontrarte lo que te imagines. Ya nos pasó de encontrar restos de perros, de caballos. Pero un cachorro así de chiquito es la primera vez“, detalla Fernando.

El perro ahora está en la casa de uno de los trabajadores municipales

El perro ahora está en la casa de uno de los trabajadores municipales

Los trabajadores decidieron entonces convocar al capataz, Oscar, para contarle la situación. “Es un tipo re bichero”, asegura entre risas.

Así fue que entre todos decidieron comenzar a vaciar el camión del que provenía el sonido. Debían hacerlo con cuidado porque el vehículo, que acumulaba los residuos de por lo menos diez contenedores, tiene una prensa que podría herir a aquella criatura que querían rescatar.

Con cuidado, comenzaron a hacer caer la basura del camión hasta que, entre plásticos y todo tipo de desechos, apareció un pequeño cachorro, que el hombre y sus compañeros se dispusieron a rescatar con mucha emoción.

“Nosotros trabajamos todos los días con barro hasta la rodilla, entre la mugre, y nunca se nos ocurriría que una persona pueda ser tan hija de puta de tirar así a un animalito“, señala Marié conmovido.

El cachorro apareció en medio de una montaña de basura

El cachorro apareció en medio de una montaña de basura

Una vez que comprobaron que el perro estaba bien, decidieron llevarlo a la portería y mantenerlo bajo refugio. Encontraron una caja y lo mantuvieron allí para protegerlo.

“Entonces un compañero nos dijo: ‘Me lo llevo’. Él tiene tres hijos, así que fue lo mejor”, asegura el trabajador.

Desde que lo rescataron el animal, que todavía no tiene nombre, pudo comer y encariñarse con la familia que lo adoptó.

Estaba muerto de hambre, comió mucho“, cuenta Fernando, que decidió registrar todo el proceso de rescate con su teléfono celular y subirlo a las redes sociales.

Su video se hizo de inmediato viral y fueron miles los que se conmovieron con la historia.

A veces el trabajo del municipal es muy criticado. Acá pudimos ver que hicimos algo bueno”, sostiene el hombre.

“Nunca me imaginé una cosa así, que tuviera tanta repercusión. Primero lo subí a Facebook pero después en Twitter explotó“, dice ahora feliz.

Pasadas algunas horas del emotivo hallazgo en medio de la basura, Fernando pudo reflexionar sobre lo ocurrido: todavía no puede salir de su asombro. “A mí también me encantan los animales y me emocioné“, asegura.

Después de un día duro de trabajo, la rutina del limpiador de camiones de residuos se vio modificada de manera rotunda. “Me volví a mi casa contento, ¡todo esto me alegró abundante!“, concluye alegre.


Source: Infobae

Facebook Comments.