News / Noticias

Ligan patrulla que detuvo a Marco con varias extorsiones

Whatsapp_Ecatepec

 

Ligan patrulla que detuvo a Marco con varias extorsiones

Denuncias de extorsión pesan sobre la patrulla en la que Marco Antonio Sánchez Flores fue detenido el pasado 23 de enero.

La Unidad de Contacto del secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México (UCS) fue contactada el pasado 6 de noviembre para alertarla de que la patrulla con matrícula MX-805-P1 había detenido a un vendedor de fruta en la vía pública, el cual fue liberado poco después sin trasladarlo ante alguna autoridad competente.

Un usuario de Twitter, identificado como @abogado_ahg, escribió en tono irónico a las 12:07 horas: “(…) Unidad MX-805-P1 negociando $ con el jefe de la banda de los plátanos y con el de los cigarros. Mi ciudad segura @SSP_CDMX @C5_CDMX”.

Tres minutos después la UCS atendió: “Buenos días. ¿Podría por favor proporcionarnos ubicación, fecha y hora? Se realiza la investigación correspondiente”, y etiquetó a su área de Asuntos Internos.

El denunciante amplió los datos y adjuntó una foto: “Aquiles Serdán y Puente de Guerra, delegación Azcapotzalco Cp 02430, hora 12:00”.

Un mes antes, el 24 de octubre, el mismo usuario denunció un primer acto de extorsión en la misma zona. Entonces publicó: “Se llevan detenido a peligroso vendedor de churros, patrulla MX-805-P1, misión cumplida”.

Al cierre de esta edición la SSP no había respondido a este diario si los tripulantes de la patrulla eran los mismos que detuvieron a Marco Antonio, pero la unidad coincide plenamente con la matrícula, la cual tiene sin funcionar su sistema de videocámara.

Excélsior dio a conocer el domingo pasado que el primer uniformado que llegó a detener a Marco Antonio tiene denuncias de extorsión por parte de estudiantes de la zona aledaña al Metro Rosario, de acuerdo con Roberto, amigo del joven de 17 años.

El sitio donde la patrulla MX-805-P1 fue captada abordando al vendedor está a mil 300 metros del paradero del Metrobús El Rosario, donde fue detenido Marco Antonio, el 23 de enero. En tanto, este último punto se encuentra también a un kilómetro de la estación de policía La Hormiga, en la cual presuntamente fue liberado el estudiante de la Prepa 8 de la UNAM.

C5 enmendaría falla en cámara de patrulla

La Procuraduría capitalina se encuentra analizando las imágenes para conocer cómo fue la detención del joven. Confirman que el sistema de videograbación de la unidad no funcionaba.

Las cámaras del C5 están siendo analizadas a conciencia para determinar la responsbilidad de los agentes que detuvieron el pasado 23 de enero al joven Marco Antonio Sánchez en Azcapotzalco. Así lo anunció ayer el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Dijo que con el apoyo de las cámaras, la Procuraduría General de Justicia capitalina realiza las investigaciones para corroborar o desmentir las declaraciones de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que son investigados por la detención de Marco Antonio Sánchez Flores, ocurrida el pasado 23 de enero.

Mancera Espinosa mencionó que personal del Centro de Comando, Control, Computo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano revisa los videos de las cámaras que se encuentran en los puntos en los que los policías refirieron se hizo la detención y la liberación del joven de 17 años.

“Es un trabajo muy importante por parte del C5, ellos están buscando hoy los tramos del “dicho de los policías”; es decir, los policías dan un punto de ubicación donde dicen haber dejado a este joven y el C5 está haciendo un cerco, digamos, de análisis de cámaras periféricas a ese punto porque si es cierto lo que ellos dicen, pues tendremos que encontrar alguna imagen —o tendríamos que encontrar alguna imagen—; así que, el trabajo que está haciendo el C5 es exhaustivo, es de búsqueda a fin de corroborar o de desacreditar este dicho”, indicó.

Mancera Espinosa reiteró que se mantienen atentos a los reportes de los especialistas de la Secretaría de Salud, quienes continúan con las valoraciones médicas para conocer la condición médica de Sánchez Flores.

“Hay que dejar que hagan su trabajo, que tomen sus tiempos, sabemos que se están haciendo exámenes exhaustivos y obviamente siguiendo todo lo que la ciencia médica determina que es aplicable para estos casos en varias disciplinas. Entonces nosotros estamos atentos a los resultados que arrojen en cada una de sus intervenciones médicas”, dijo.

Unidad sin registro

La cámara de videovigilancia instalada en la patrulla donde fue subido Marco Antonio el martes 23 de enero no funcionaba al momento de la detección, confirmaron peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Los expertos adscritos a la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos por Servidores Públicos conformaron que la cámara de la patrulla MX805PI no servía aunque no han podido determinar desde cuándo no estaba operando el artefacto.

La Fiscalía para la Atención de Delito de Secuestro de la Procuraduría local cerró la carpeta de investigación por la desaparición de Marco Antonio Sánchez Flores y envió el expediente a la Fiscalía para a Atención de Delitos Cometidos por Servidores Públicos donde se analiza la responsabilidad de los policías de la SSP capitalina, adscritos al Sector Hormiga, Ricardo Trejo Juárez, Jesús González Martínez, Ricardo de la Rosa Guzmán y Ubel Mora Gallardo.

Autoridades explicaron que, hasta hoy, no existe ninguna orden de aprehensión en contra de los agentes quienes declararon en un primer momento en el Ministerio Público de la Fiscalía para la Atención de Delito de Secuestro.

Ya se analiza el grado de responsabilidad de cada agente y se les podrían fincar responsabilidades por fallas en el protocolo de actuación.

Exigen universitarios castigo a responsables

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) demandó que se esclarezcan los hechos en los que fue detenido el estudiante Marco Antonio Sánchez, se castigue a los responsables, y se redefinan los protocolos de actuación de la policía hacia los jóvenes.

En la primera sesión del año del Consejo Universitario de la UNAM, diversos consejeros externaron su indignación por lo ocurrido con Marco Antonio, y plantearon la necesidad de que la comunidad universitaria se manifieste al respecto y acompañe el caso hasta su esclarecimiento.

“Creo que sí necesitamos levantar la voz en alguna forma de desplegado, subrayando la necesidad de que se esclarezcan los hechos, se castigue eventualmente a los responsables y se redefinan los protocolos de actuación particularmente hacia los jóvenes y asegurarles a la familia, de alguna manera, el acompañamiento en la atención de salud y sicológica”, afirmó el rector de la UNAM Enrique Graue Wiechers .

Ante el pleno del máximo órgano de gobierno de la UNAM Graue destacó que estuvo en comunicación con el director del Instituto Nacional de Pediatría donde Marco Antonio está siendo atendido y que el joven aún no está en condiciones de declarar.

“Que es la otra parte de la historia que tenemos que saber, él debe, no solamente por el video que tenemos, sino que habrá que escuchar la narración, la versión de estos 4, 6 días que estuvo aislado, y sobre ello, eventualmente actuar”, planteó.

Antes, tras manifestar la indignación de la comunidad universitaria por la violencia y violación a los derechos humanos que sufrió el alumno de la Escuela Nacional Preparatoria 8, y pedir un minuto de silencio ante el pleno del Consejo Universitario,  Graue informó que la máxima casa de estudios  acompaña el caso de su estudiante a través de la oficina de la Abogada General.

A pregunta expresa, señaló que de ser necesario, la UNAM proporcionará apoyo para el adolescente a través de sus expertos en medicina y sicología, aunque planteó que por el momento sabe que está bien atendido por especialistas del Instituto Nacional de Pediatría.

MSN

Facebook Comments
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Popular

To Top
X