Has estado escogiendo tus aguacates mal toda la vida. Acá te mostramos cómo hacerlo correctamente
News / Noticias

Has estado escogiendo tus aguacates mal toda la vida. Acá te mostramos cómo hacerlo correctamente

Los aguacates son lo mejor de la vida. Los puedes comer en sandwiches, pastas, y ensaladas o usarlos para preparar guacamole. En definitiva, son una necesidad y no importa su valor, siempre tratamos de que haya un par en nuestro refrigerador. El aguacate es sin duda el rey de nuestros desayunos y publicaciones de Instagram.

Sin embargo, no hay nada peor que un aguacate demasiado duro que se niega a estar listo para convertirse en algo delicioso y es por eso que tenemos diferentes métodos para asegurarnos que, al comprarlos, vengan en su mejor estado posible.

Uno de esos trucos, por ejemplo, es quitar el tallo del aguacate (esa especie de cobertura que se encuentra en la parte superior) para determinar qué tan maduro está dependiendo del color que encontremos debajo. Por ejemplo, si se ve de este color, entonces supuestamente significa que el aguacate está listo y justo en su punto:

YouTube

Pero parece ser que quitar el tallo con tanta antelación es lo peor que podemos hacer, debido a que esta es la única protección que el aguacate tiene contra el aire. Lo anterior significa que si quitas el tallo estarás exponiendo tu amado aguacate al aire y la oxidación, algo que podría causar que sólo la parte superior madure y que la parte inferior siga igual de dura.

Eso fue lo que Mary Dawn Wright, chef directora de el departamento de investigación de Sabra, le aseguró a Greatist:

“Cuando le quitas el tallo permites que el aire entre al aguacate, lo que puede causar una oxidación precoz y que se ponga café. Así que deja el tallo donde está hasta que estés a punto de comerlo”.

Entonces ¿cómo comprar los aguacates?

En Greatist recomiendan revisar la piel, en el caso de los aguacate Hass su madurez se confirma cuando su color es similar al de una berenjena. También puedes usar el típico truco de tocarlos levemente para ver qué tan duros o blandos están.

Después, y sólo cuando estés a punto de comerlos, puedes quitarle el tallo para confirmar tus sospechas y asegurarte de que sea el aguacate perfecto para tu preparación.

Lo que es yo, debo admitir que nunca usé ese truco del tallo. Me parece un tanto extraño. ¿Qué piensas tú?




(ʘ‿ʘ)
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.

Post y Contenido Original de : UPSOCL
Has estado escogiendo tus aguacates mal toda la vida. Acá te mostramos cómo hacerlo correctamente
(ʘ‿ʘ)

Facebook Comments.
MGID
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top