Un fraude mas en una gasolinería se viralizó en las redes sociales

El vídeo publicado en una cuenta de twitter, se aprecia a una mujer que acudió a abastecer de combustible para su camioneta de reciente modelo en una estación de servicio ubicada en el Municipio de Chalco, en el Estado de México.

El video muestra a la enfadada mujer reclamarle al gerente de la Estación de Servicio Pemex ES06527, ubicada en Av. Cuauhtémoc, esquina con Felipe Ángeles, en la colonia Emiliano Zapata.

El enfado de la clienta fue porque después de cargar $200 pesos(aproximadamente 10 litros), el nivel no subió nada y continuaba mostrando el testigo del sensor de falta de combustible.

VE ESTO: Desde choques y asaltos con violencia, estas son las carreteras más peligrosas de México

Los indicadores en el tablero no se movieron y la despachadora le indicó a la cliente que probablemente se “había pegado la aguja y que fuera a dar una vuelta”, pese a que la camioneta es nueva, como se lo hacía saber al encargado.

Al arrancar su vehículo y avanzar unos metros, se percató del fraude y decidió regresar para reclamarle al gerente: “Yo le dije póngame doscientos pesos a mi camioneta” reclamó al directivo de la gasolinería que no se identificó, y el a su vez le pidió explicación a su empleada, sin embargo pese a que ella aceptó que desde un principio el marcador de gasolina no aumentó y la cliente se lo notificó, no le dio solución a la afectada.

De manera desesperada, solicitó apoyo de una patrulla del ayuntamiento y a la Policía Estatal, quienes le mencionaron que no podían hacer nada al respecto y que presentara su denuncia a la Profeco.

“Estoy aquí en Chalco tengan mucho cuidado porque aquí los señores no se hacen responsables de sus gasolineras, osea no le cargan, le dicen que le cargaron, que vaya a dar la vuelta porque está pegada la aguja” finalizó la defraudada mujer.

El video según las autoridades municipales, sucedió este martes y cabe señalar que no es la primera vez que ocurren este tipo de situaciones, ya que es sabido que las bombas son manipuladas desde la gerencia por softwares para “robar” miles de litros sin que las autoridades puedan poner orden al respecto.

CHECA ESTO:

Atacan con tijeras a un perro en el Estado de México