Notimex

TUCSON

Autoridades migratorias de Estados Unidos permitieron el ingreso a su territorio de Gloria Arellano, una mujer mexicana, para acompañar en un hospital del estado de Arizona a su esposo enfermo, quien se encuentra en agonía.

Arellano fue notificada del permiso que había esperado un par de semanas, y pocas horas después cruzó la frontera con un permiso de 30 días para viajar a Tucson, y acompañar a su esposo, Arsenio de la Rosa, de 85 años, a quien los médicos auguran unas semanas de vida después de sufrir un derrame cerebral.

Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) habían negado el pasado martes el permiso a Arellano para ingresar al país y visitar a su esposo, hospitalizado desde el 6 de agosto.

Las autoridades argumentaron que ya habían negado a Arellano la residencia permanente en Estados Unidos por haber ingresado de manera ilegal en una ocasión después de quedarse sin visa.

Sin embargo, esta semana la negativa fue difundida por medios de comunicación, el representante federal demócrata Raúl Grijalva abordó el tema en conferencia de prensa, y 16 mil personas firmaron una petición en internet en favor de Arellano, luego de lo cual la CBP dio el permiso a la mujer por razones humanitarias.

El representante federal demócrata Raúl Grijalva recibe a Gloria Arellano. Imagen tomada de FB: @Rep.Grijalva

 

El periódico Arizona Daily Star reportó que Arellano se presentó en el puerto de entrada de DeConcini en la frontera de Nogales, Arizona, acompañada por el abogado de inmigración Mo Goldman, quien asumió la responsabilidad de su regreso a México, una vez que finalice su permiso.

Afuera del puerto de entrada de DeConcini, Arellano agradeció al gobierno y a todos los que apoyaron a su familia para poder ver a su esposo por última vez para consolar a sus hijos y “ser un pilar sobre el cual pudieran apoyarse”, informó este sábado The Arizona Daily Star.

 

*amgl


Source: Excelsior

Facebook Comments.