FALLECIÓ IGNACIO PADILLA

En la periferia de la ciudad de Querétaro, un tráiler de doble remolque embistió el auto en el que viajaba el escritor Ignacio Padilla, quien resultó muerto. Maestro en letras inglesas por la Universidad de Edimburgo y doctor en filología hispánica por la Universidad de Salamanca, España, con estudios de posgrado en Sudáfrica y Escocia, profesor de la Universidad Iberoamericana, agregado cultural de la embajada mexicana en Londres (2001-2004), Padilla escribió en diversos periódicos y dirigió la edición mexicana de Playboy. Nacido en el DF en 1968, formó parte de la Generación del Crack con Jorge Volpi, Eloy Urroz, Pedro Ángel Palou y Ricardo Chávez, quizá el último de los grupos literarios de importancia. Novelista, cuentista y autor de ensayo, ganador de múltiples premios, becario del INBA y del Fonca, por mérito propio se hizo de un sitio en el ámbito literario. Su ausencia empobrece el panorama de nuestras letras.

UNAM: LO PENDIENTE Y LO ERRÓNEO

El jueves, el Consejo Universitario de la UNAM nombró investigador emérito a la bióloga Judith Márquez, al eminentísimo jurista Raúl Carrancá y a la lingüista Concepción Company, sí, la autora de ese desastre que es el Diccionario de mexicanismos publicado por la Academia de la Lengua y Siglo XXI, pese que contenía un cúmulo de barbaridades más que obvias. Lamentable decisión del Consejo Universitario donde, ya se sabe, hay mafias académicas que no dejan pasar ni el aire y son capaces de cualquier complicidad o cochupo para mantener su poder. Al término de la reunión, el doctor Enrique Graue Wiechers, rector de la casa de estudios, declaró que “se trabaja para recuperar el auditorio Justo Sierra o Che Guevara. También dijo que las llamadas “megapedas” (ese sí es un mexicanismo, doctora Company) que se organizan en las islas preocupan a las autoridades y que éstas tratan de impedirlas. Veremos. Por lo pronto, el artista chino Ai Weiwei se sumó a la protesta por el grosero atentado contra el Espacio Escultórico, lo que tampoco se ha resuelto.

HÉCTOR BONILLA, GRANDIOSO

En el teatro Rafael Solana del Centro Cultural Veracruzano (Miguel Ángel de Quevedo 687, Coyoacán, Tel. 5554-1633) se presenta la obra Almacenados, del autor catalán David Desola, dirección de Fernando Bonilla y actuación de Sergio Bonilla y del papá de ambos, Héctor Bonilla, que ahí se muestra en plena madurez actoral, dueño de la escena, como el señorón que es. Sergio es un joven luminoso que establece una inmediata e ineludible simpatía con el público y a Fernando, el director, se le debe una puesta intensa, que cautiva la atención del espectador y no lo suelta hasta el final. Tras de ellos, con ellos, está la también actriz Sofía Álvarez, la matriarca del clan Bonilla, esta vez como productora. En fin, un teatro que premia sobradamente a los asistentes con un buen texto, una puesta fluida y eficaz y una actuación que está más allá de lo exigible y que muestra a dos grandes talentos sobre las tablas. Hay que ir, aplaudir y celebrar a ese inmenso maestro que es Héctor Bonilla.

DESTRUYEN OTRO INMUEBLE

Escribe a esta columna el señor Eduardo Flores: “Ante el embate de la piqueta contra uno de los edificios de arquitectura más peculiar de la colonia Condesa, situado en Campeche y Puerto Real, el viernes como a las dos de la tarde hablé a la Dirección General de Obras y Desarrollo Urbano del gobierno capitalino, cuyo titular es el C. Humberto Chavarría Echartea y me atendió la señorita Diana Ramírez, quien dijo que me iba a transferir a la extensión correspondiente, lo que no ocurrió. Insistí varias veces y extrañamente cuando yo me identificaba se cortaba la comunicación. Posteriormente me comuniqué a la ‘ventanilla única’ de la delegación Cuauhtémoc y me atendió la señorita Lizeth, quien me proporcionó unos teléfonos a donde debía llamar, pero estaban por dar las seis de la tarde y me sugirió que llamara al día siguiente, porque ya casi era la hora de salida. Más tarde, un vecino me informó que a mediodía del viernes se presentó un par de personas supuestamente autorizadas para supervisar la obra, pero al poco rato salieron con una gran sonrisa y la destrucción continuó (¿Mordida?). En fin, que sin que se exhiba permiso alguno, la destrucción de inmuebles en Roma Condesa continúa ante la pasividad, la ineficiencia y la corrupción de las autoridades. ¿Hasta cuándo, señor Mancera?”

PREMIO LITERARIO DE 45 MIL EUROS

El 30 de septiembre se cierra la recepción de trabajos del décimo Premio Logroño de Novela, convocado por el ayuntamiento de Logroño y Algaida Editores, en el que pueden participar autores españoles y extranjeros con novelas originales e inéditas escritas en castellano, con una extensión no menos a 315 mil caracteres, de las que deberá enviarse un ejemplar en papel y otro en soporte digital Word, OpenWord o PDF. Las obras deben enviarse a Algaida Editores: avenida San Francisco Javier, 22, quinta planta, 41018 Sevilla. El fallo, que será inapelable, se dará a conocer en diciembre de este año. Ah, el premio está dotado con 45 mil euros, lo que también es importante.

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Video: 
Send to NewsML Feed: 
0

————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : Excelsior
En la periferia de la ciudad de Querétaro, un tráiler de doble remolque embistió el auto en el que viajaba el escritor Ignacio Padilla, quien resultó muerto
—————–

Facebook Comments.