X
News / Noticias

El jefe las ha escuchado todas: las excusas más locas cuando uno llega tarde al trabajo

Whatsapp_Ecatepec

(Archivo)“¿Mejor tarde que nunca?” No estoy muy seguro. Pero, por supuesto, todos tenemos esas situaciones en las que simplemente no podemos llegar a tiempo a trabajar, ¿verdad?

De hecho, una nueva encuesta de los servicios de recursos humanos CareerBuilder realizada a más de mil gerentes de recursos humanos y otros 800 empleados en empresas del sector privado en Estados Unidos descubrió que había muchas razones familiares para que los empleados llegaran tarde a trabajar. Seguro que tú también las has escuchado. Entre las excusas más típicas se encuentran el tráfico (51 por ciento), el exceso de sueño (31 por ciento), el clima (28 por ciento) y –mi favorito- simplemente estar demasiado cansado para levantarse de la cama (23 por ciento).

Ninguna de las explicaciones es desconocida. Sin embargo, había algunas otras razones se podrían poner en duda. Por ejemplo, un empleado dijo que “tenía náuseas matutinas”, lo cuál sería comprensible, excepto que el empleado era un hombre. Otro se quejó de que “un astrólogo me advirtió de un accidente automovilístico en una carretera principal, así que tomé todas las carreteras secundarias, y eso me retrasó una hora”. Mi favorito vino de una mujer que dijo que llegó tarde porque sus “pestañas postizas estaban pegadas”. Una cosa es segura: la innovación no está muerta en Estados Unidos.

Claro, estas excusas son divertidas, pero no para los empleadores. La mayoría de los que participaron en la encuesta de CareerBuilder dijeron que esperan que sus empleados lleguen a tiempo todos los días. Tan importante es para ellos que el 42 por ciento de los empleadores dijeron que despidieron a un trabajador por llegar tarde. Este no es un problema menos en los trabajos estadounidenses. Casi el 25 por ciento de los empleados encuestados dijeron que llegan tarde “al menos una vez al mes” y el 12 por ciento que llegan tarde semanalmente.

La buena noticia es que la mayoría de los empleados son conscientes y asumen las consecuencias. Un 65 por ciento de ellos dijeron que se quedan más tarde para compensar cualquier tardanza. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores creen que es hora de cambiar nuestra forma de pensar sobre la jornada laboral. Casi dos tercios de los encuestados piensan que la jornada actual de 9 a 5 es una fórmula anticuada y el 88 por ciento de ellos piensa que los tiempos de inicio y finalización del día deberían ser más flexibles.

Source: Infobae

To Top