Única, Audrey Hepburn, inmortalizó el collar de perlas, la petite robe noire y los anteojos de Oliver Goldsmith

La llegada del verano invita a hombres y mujeres a lucir anteojos de sol. La exposición prolongada a los rayos UV puede generar daños irreversibles en la visión, pero más allá de los cuidados en la salud, son un ítem indispensable fashionista.

La escena de la legendaria actriz Audrey Hepburn en Desayuno en Tiffany’s enfundada en una petite robe noire y con un modelo de Oliver Goldsmith (que llevan su nombre) mirando las vidrieras, marcó la historia de la moda. Un modelo que sigue vigente y se instaló en el guardarropas. Un repaso por las míticas piezas del cine.

Kelly McGillis con un look 100% aviador, anteojos y campera bomber en Top Gun

Aviator: En 1937, se autorizó la venta al público de unas gafas de sol que se convirtieron en un elemento más del uniforme de la aviación estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. Saltaron a la fama de la mano del Tom Cruise y Kelly McGillis en Top Gun (1986).

Cat eye, el modelo más elegante de lentes de sol

Cat eye: los “ojos de gato” eran moda a principio de la década del 80 y Michelle Pfeiffer en Scarface (1983) le rinde tributo con un modelo algo exagerado en tamaño, pero que lleva con toda la onda del mundo y más. Burberry comercializa un modelo idéntico.

Bob Dylan amante de los Wayfare que adquirieron diversas versiones

Wayfare: un modelo unisex, elegido por el mítico Bob Dylan o que marcó tendencia junto al personaje de Madonna en el film Buscando a Susan(Desperately Seeking Susan, 1985). Hoy en día los más populares para el 2017 son los espejados.

Sarah Jessica Parker en Sex and the City 2 luciendo lentes espejadas de la firma Mykita

Blik:  los mejores diseñadores desfilaron por la gran pantalla en la mítica serie y película Sex and the City 2. La primera escena del film, Sarah Jessica Parker luce impactante con unos lentes dorados espejados  de la firma de lujo Mykita que cautivaron al público femenino.

Catherine Deneuve en Belle de Jour luciendo anteojos negros clásicos de Yves Saint Laurent

YVS:Belle de Jour, de Luis Buñuel (1967) fue la consagración de Catherine Deneuve como paradigma del glamour. Todo lo que la actriz francesa luce, incluyendo los lentes, fue creación de un jovencísimo Yves Saint-Laurent, que apenas tenía 29 años y que iniciaría, a partir del rodaje, una amistad para toda la vida con Deneuve.

Teashades: el íconico artista John Lennon inmortalizó el modelo de lentes redondos en los 80 y volvió a cobrar fuerza en la industria fashionista. Cambio de hábito (Sister Act, 1992), o cómo ponerle un toque glam a una falsa monja, tuvo como protagonista a Whoopi Goldberg, quien usa, justamente, un modelo Lennon.

Jackie Onassis con sus anteojos XXL, la firma Ray Ban tiene un modelo que lleva su nombre

Jackie OHH: tras su enlace con el millonario griego Aristóteles Onassis, las grandes gafas de sol redondas se convirtieron en la esencia de la legendaria first lady. Muchas veces acompañados de un lienzo en la cabeza. A partir de ese momento quedarían para el recuerdo como las gafas “a lo Jackie”.

Predator son las icónicas lentes de los protagonistas de Hombres de Negro

Predator:  de la mítica firma Ray Ban las piezas que lucieron los tres agentes más famosos del cine en Men in Black rompieron récords de ventas después de estrenarlas en la gran pantalla.