¿Cuándo debes ir al ginecólogo?

La primera vez que vamos al ginecólogo en nuestra vida solemos tener entre 13 y 15 años, y quizá al principio puede dar un poco de vergüenza, pero no te preocupes, se te pasará una vez estés allí.

El médico profesional está acostumbrado a tratar con todo tipo de mujeres, y tú no eres una excepción, por lo que no debes tener ningún tipo de vergüenza. No importa si te depilas, si no lo haces o lo que te apetezca, el ginecólogo no se preocupa por esas nimiedades, solo quiere saber que tus genitales están bien.

Puede que la primera vez que visites el ginecólogo, tus padres quieran acompañarte, en especial tu madre, que seguro que también tuvo miedo o vergüenza cuando era joven. Si no quieres que tus padres entren contigo en la consulta, háblalo con ellos antes de ir, seguro que lo entienden. Lo cierto es que el ginecólogo puede hacerte preguntas sobre tu vida sexual, que son necesarias para cuidar tu salud, y es posible que no quieras que ellos se enteren.

¿Cuándo hay que visitar el ginecólogo? Atenta…

Secreto profesional

No te preocupes por lo que le cuentes al médico porque solo quedará entre él y tú. Debido al secreto profesional, nunca les contará nada a tus padres que tú no quieras. Eso sí, no mientas por miedo a lo que pueda pensar o por si te juzga. Lo primero, no lo hará jamás y lo segundo, estás allí para cuidar tu salud, no pierdas el tiempo con engaños porque te puede salir caro.

La primera visita puede deberse a varias razones según si ya has tenido relaciones sexuales o no, o si tienes problemas con tu menstruación. ¡O incluso si todavía no te ha bajado! Normalmente las chicas tienen miedo al examen físico en el ginecólogo, en especial a la ecografía vaginal, que es la que más se realiza. En este caso, el médico, con mucho cuidado, introducirá un aparato en tu vagina para ver que todo está bien. Si estás relajada, no debería dolerte. Y si no hay ninguna sospecha de problemas de salud, no suele realizarse hasta después de la primera relación sexual.

Respecto a la vergüenza, recuerda que puedes pedir un cambio en tu especialista si no estás contenta. Y en el caso de los ginecólogos puedes solicitar que sea una mujer o un hombre el que te haga el seguimiento médico. Hay chicas que se sienten más cómodas con un médico hombre y otras con una mujer.

Visita al ginecólogo

La Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda realizar mínimo una visita al año al ginecólogo desde que se comienzan a mantener relaciones sexuales. Recuerda que el ginecólogo no solo se ocupa de la menstruación, embarazos y las Enfermedades de Transmisión Sexual, también realiza controles de las mamas. Por lo que no tiene que parecerte raro que quiera examinarlas, aunque en este caso, suele hacerse a mujeres mayores.

En tu primera vez el ginecólogo, lo normal es que te hagan varias preguntas antes del examen físico, entre las cuales se pueden encontrar:

  • Antecedentes médicos personales, si has sufrido alguna enfermedad grave o estás en tratamiento.
  • Si has sido operada alguna vez.
  • Antecedentes familiares de enfermedades.
  • Edad de primera regla, periodicidad y posibles problemas.
  • Fecha de comienzo y finalización de la última regla.
  • Si has tenido algún aborto o hijos en el caso de que no seas virgen.
  • Alergias e intolerancias.
  • Tus hábitos: si practicas ejercicio, fumas, tomas alcohol o drogas…
  • Pérdida de virginidad.
  • Si ya has practicado relaciones sexuales, preguntará sobre los métodos anticonceptivos que usas.
No tengas miedo. Es un médico y te cuidará.

Una vez ha terminado con el historial clínico a través de preguntas, comenzará con la exploración física. En tu primera vez lo normal es que te pese y te mida para hacer un reconocimiento general. Después te pedirá que te quites los pantalones y la ropa interior para poder ver los genitales externos y la vagina.

Depende de si ya has comenzado con tu vida sexual, puede que quiera realizar una exploración de la vagina y el cuello del útero para comprobar que todo está correctamente. También puede que te pida realizar este examen físico si tienes problemas con tu menstruación. En el caso de que tengas antecedentes de cáncer de mama, es probable que te realice un examen con las manos para comprobar el pecho y la zona axilar.

Lo más seguro es que en esta primera cita también te pida un análisis de sangre y uno de orina si llevas mucho tiempo sin realizártelos. En el caso de que recientemente te los haya pedido otro médico, puede que te pregunte si puedes llevárselos para comprobar que todo está correcto.

Cuándo pedir cita

Además de todo esto, que conocerás en tu primera cita con el ginecólogo. ¿Cuándo debes ir además de tu revisión anual? Recuerda, una vez al año como mínimo, pero si sientes cualquier síntoma extraño en tus genitales o mamas, debes visitar a este especialista. Te vamos a mostrar algunos casos en los que debes pedir una cita o incluso ir a urgencias, porque podrías tener un problema de salud.

  • Si sientes escozor al hacer pis o irritación en la vulva cuando vas a orinar.
  • Ante los picores vaginales, lo mejor es visitar también a un especialista, sobre todo si has comenzado a tener relaciones sexuales.
  • Si notas alguna anomalía en tus genitales, como un bulto o una verruga, ve al ginecólogo en cuanto puedas.
  • Has practicado relaciones sexuales sin protección.
  • Crees que puedes estar embarazada.
  • Notas bultos o nódulos en tu pecho o axilas.

Siempre que notes algo raro entre tus piernas o en las tetas, lo mejor es que visites al ginecólogo, pero ¡sin volverte paranoica!

Vía: Buhomag




(ʘ‿ʘ)
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.

Post y Contenido Original de : El Ciudadano
¿Cuándo debes ir al ginecólogo?
(ʘ‿ʘ)

Facebook Comments.