News / Noticias

Cómo es "Lucky", la gran despedida de Harry Dean Stanton

Whatsapp_Ecatepec

Harry Dean Stanton murió a los 91 años el 15 de septiembre de 2017 , pocos días antes de que se presentara en los Estados Unidos Lucky, la última película que protagonizó. No la pudo ver, ni siquiera un corte preliminar. El actor, que durante su carrera trabajó bajo las órdenes de Martin Scorsese, Francis Ford Coppola y John Carpenter (la lista es mucho más extensa), brilló por última vez en una película que no hubiera sido posible concretar sin su presencia. No es esta una manera amable de ponderar su interpretación: en rigor el personaje principal y el guión en su totalidad se construyeron a partir de Stanton.

En algún pueblo del oeste de los Estados Unidos vive Lucky, un anciano que  lleva rutina obsesiva, casi inútil, que parece inquebrantable. Ejercicios de yoga, vasos de leche, visitas a un diner, cafés, crucigramas, conversaciones ocasionales con vecinos, programas de preguntas y respuestas y tragos en el bar de Elaine, punto de encuentro con otros lugareños. Una agenda inviolable que parece mantenerlo vivo. Pero un desmayo inesperado lo coloca al borde de un abismo: le recuerda que los años también pasaron también para él y que quizás no le quede mucho tiempo.

“Nunca había escuchado de un guión como éste”, dijo a Infobae Cultura el actor John Carroll Lynch, director de la película (que se estrenó este jueves en la Argentina y que en este mes llegará a la pantalla en otros países de la región). “La historia y el personaje son ficticios, pero definitivamente están inspirados en Stanton”, explicó.

Advertising
Advertising

Y agregó: “Si bien ninguno de nosotros hubiéramos hecho la película sin Harry, fue importante para mí y para el resto que la película funcionara por sus propios méritos aún si no conocías al actor”.

Carroll Lynch, conocido sobre todo por su papel en Fargo, no fue el primer nombre en el que pensaron los productores para la dirección de la película. Pero no hubo acuerdo con el favorito y así el actor, que en principio iba a integrar el elenco, recibió una nueva oferta. Un golpe de suerte. “Vino de un lugar tan inesperado y con tantos atributos… Un guión hermoso y Harry Dean ya había aceptado; era demasiado bueno para dejarlo pasar”, contó el realizador.

Su debut como director no estuvo exento de dificultades, como él mismo reconoce: “La curva de aprendizaje fue como escalar los Andes. Es muy distinto ver a alguien volar un avión que volarlo. Aún así, sentí que estaba listo. En cierto punto, tienes que tener todos los controles a mano y tomar decisiones”.

Harry Dean Stanton y David Lynch

Harry Dean Stanton y David Lynch

Tuvo que aprender a dirigir con Stanton. Nada mal para un operaprimista. También con David Lynch, que interpreta a un habitual compañero de charlas de Lucky en el bar, y dueño de una tortuga que se le escapó. “Estuvo genial”, valoró el director, y aclaró su homónimo sabía muy bien cuál era su rol en la película. Durante el rodaje no hizo recomendaciones. Una anécdota: en una oportunidad HDS le pidió al creador de Twin Peaks que lo ayudara a entender un texto. “No es mi lugar, Harry”, fue la respuesta que recibió. Una señal de respeto.

—¿Cómo describiría el legado de Harry Dean Stanton? —preguntó este medio a Carroll Lynch.

—Sus actuaciones siempre fueron completamente humanas. Sin importar a quién interpretara, vivía hermosamente en silencio y era algo muy real. Además, tenía una voz inolvidable para hablar y también para cantar, cuando los directores se lo permitían. Era y es el santo patrón de los actores de carácter, lo cual dice algo porque él era un ateo devoto…

 

SIGA LEYENDO:

Bienvenidos al fantástico (y tenebroso) universo de Tim Burton

Cine con niños: volver a la infancia en tres películas


Source: Infobae

To Top
X
X
X
Rotafolio