El empresario mexicano salió a defender el prestigio de su compañía

Daniel Servitje, presidente y director general de Grupo Bimbo, tuvo que salir a explicar que la conducta de algunos malos empleados no reflejaban los valores de la compañía, luego de que un video viral en el que un ex vendedor robaba pastelillos a un anciano en una tienda detonara una serie de críticas negativas contra la empresa panificadora.

“En Grupo Bimbo no hubo ni habrá espacio para la deshonestidad ni el abuso de confianza. Quien viola las reglas paga las consecuencias“, dijo el empresario, cuya familia es una de las más ricas de México.

Todo inició el 21 de agosto cuando empezó a circular un video en el que se aprecia como un vendedor de la empresa roba pastelillos a un anciano dueño de una tienda de abarrotes en Ciudad de México.

El vendedor aprovecha un momento de distracción del anciano para poner entre su ropa los pastelillos. Además de las críticas, empezaron a circular en redes más videos en los que se mostraba a otros vendedores de la empresa haciendo lo mismo, pero en distintas ciudades del país.

El video que causó indignación y provocó el despido del vendedor

En un primer momento, la compañía emitió un comunicado para informar sobre el despido del vendedor.

Entrevistado por distintos medios locales “Don Raúl”, el dueño de la tienda, señaló que desde hacía año y medio el vendedor le robaba, principalmente pastelillos de chocolate, por lo que él y su hija, de 14 años, idearon un plan para tomar el video.

Ya una vez que el video se hizo viral y que se empezaron a toma acciones legales, la hija de “Don Raúl” se animó a contar que había sido víctima de acosos verbal por parte de vendedor identificado como “Ricardo N”, quien ya está detenido por robo mientras que la Fiscalía de la capital envió al área de delitos sexuales el desglose de la investigación para que determine su procede la acusación de acoso.

Representantes de la empresa acudieron a la tienda de “Don Raúl” a pedirle disculpas, mientras que en el video difundido este viernes, Servitje aseguró que durante más de 70 años la compañía siempre ha buscado observar y cumplir la ley.

Para el directivo, Bimbo no es una, ni dos, ni tres personas, son todas las personas que lo conforman, más de 141,000 colaboradores en el mundo.

“Personas productivas y valiosas que día con día nos esforzamos para llevar productos de calidad”, comentó y ofreció capacitación a sus empleados para que no se presenten este tipo de incidentes.

De acuerdo con su información corporativa, Bimbo es la panificadora más grande del mundo, con operaciones en 32 países en cuatro continentes y ventas anuales por USD 14.4 millones.

MAS SOBRE ESTE TEMA:

Cómo hace un profesor para presentarse a dar clase en cinco aulas de ciudades diferentes al mismo tiempo

México: un asesino obtuvo libertad anticipada luego de pedir perdón a la madre de su víctima

Por el robo de un celular, lo golpearon, desnudaron y amarraron a un árbol en Chiapas

 


Source: Infobae

Facebook Comments.