Denuncian que los cañones antigranizo son usados por la ensambladora para evitar daños en los automóviles nuevos que mantienen al aire libre / Foto: Especial
Redacción
CIUDAD DE MÉXICO.

Campesinos de la comunidad de La Resurección en Puebla capital, denuncian que los cañones antigranizo usados por la ensambladora Volkswagen para evitar daños en los automóviles nuevos que mantienen al aire libre, están provocando una sequía inusual en sus tierras.

Según los campesinos, el uso del cañón afecta a por lo menos ocho localidades, y no sólo las aledañas a la ensambladora, sino algunas más lejanas.

Además, denuncian que son más de 20 mil las familias afectadas por la falta de lluvia, pues dos mil hectáreas de cultivo se han dañado.

Para Volkswagen, el dispositivo que utilizan no tiene nada que ver con la falta de lluvia. Aseguran que el cañón sólo emite ondas sonoras que debilitan el granizo, convirtiéndolo en agua para no afectar los autos, y dicen que tienen todos los permisos para la operación de los cañones.

Sin embargo, los campesinos denuncian que Volkswagen sólo tiene permiso de usar los cañones dos horas al año, y afirman que los han usado más tiempo.

El portal local MTP noticias, ha documentado que el cañón es usado de dos a tres horas cada que llueve.

Hace unos días, los campesinos entregaron documentos a las diferentes dependencias del gobierno local y estatal, solicitando la intervención y suspensión de las bombas antigranizo. 

 

Aquí el reportaje completo:

 

https://platform.twitter.com/widgets.js 

AMU


Source: Excelsior

Facebook Comments.