Las cosas no podrían estar saliendo mejor para el Deportivo Cruz Azul. Invicto, en lo más alto de la tabla y prácticamente clasificado en la Copa.

Se invirtió muchísimo dinero para el actual torneo y los resultados están a la vista. Los jugadores asumen el compromiso, se ven motivadísimos y, además, la dirección técnica de Pedro Caixinha está rindiendo los mejores frutos desde que llegó a la institución, cuando lo trajo Eduardo de la Torre.

Todo es azul, todo pinta azul y su gente se motiva con por fin romper la malaria de tantos años sin lograr el título de liga.

Claro es que lo más importante está por venir, que, en el campeonato mexicano, las primeras 17 jornadas son una pretemporada para llegar bien preparados a la liguilla.

El domingo anterior en Tijuana se hizo olvidar el término cruzazulear al empatar en tiempo de compensación con un remate de Gerardo Flores. Algo que en los últimos años no pasaba con un equipo que estaba en franca decadencia.

Los jugadores están contentos con el liderazgo en la parte deportiva de Ricardo Peláez y confían plenamente en él.

Por momentos juegan realmente bien al futbol. Tienen la mezcla perfecta entre la base de mexicanos de experiencia con los jóvenes y extranjeros, y están rindiendo lo que nunca.

El cambio al Estadio Azteca les vino de maravilla porque se quitaron de encima un karma muy especial que se vivía en el estadio Azul.

Se les nota cómodos en su nueva casa, como si estuvieran disfrutando cada partido que juegan.

Hoy, por lo pronto, tienen una prueba muy importante ante un León que viene de golear en Liga y ganar en Copa, con un Mauro Boselli enganchado que se ha vuelto otra vez un depredador del área.

Mucho mérito tiene Caixinha, quien suele funcionar mucho mejor en sus segundos torneos que en el primero y la prueba es clara.

Por lo pronto, no le queda más a la afición azul que hacer buenas entradas a pesar de la lluvia y las complicaciones climatológicas y tratar de llenar el Azteca, algo que sería maravilloso.

El torneo se pinta de azul, aunque deben ser conscientes de que Rayados, Tigres y América estarán muy pendientes para quitarles la sonrisa y sacarles resultados.

Todavía no viene una prueba seria para La Máquina, pero, hasta el momento, todo es un cuento de hadas, una luna de miel que sus fanáticos quieren que nunca termine.

Cruz Azul ha cambiado de manera radical y eso es muy bueno para el torneo. Esperemos que se mantenga y pueda pelear por el título de Liga, con el que tanto sueñan.

               

Twitter: andremarinpuig

Facebook: andremarinp

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0


Source: Excelsior

Facebook Comments.