Gerardo Mendoza/ Foto: Cortesía del CMLL

CIUDAD DE MÉXICO

Atlantis se reusaba a creer la noticia. El fallecimiento de Villano III, conocido como “El Rey Arturo”. Una y otra vez decía “no es cierto”, hasta que lo aceptó y dijo que era una muy mala noticia para la lucha libre debido a que Villano “siempre fue un gran gladiador”.

Y es que, esta mañana se dio a conocer la muerte de otro de los grandes de la lucha libre, Arturo Díaz Mendoza, mejor conocido como Villano III.

La muerte del combatiente fue confirmada esta mañana por el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), a través de un comunicado en donde lamentó su muerte y dio sus condolencias a familiares.

Por su parte, Atlantis dijo que este martes 21 de agosto recibió una mala noticia. Mientras se encontraba en el gimnasio fue que le avisaron sobre el deceso de Villano III, a pesar de que la noticia en ese momento solamente se trataba de un rumor, fue hasta que Adrenalina le confirmó el hecho al legendario luchador.

Murió mi archirrival, con el cual tuve muchas luchas importantes. Pues ni modo, únicamente se nos está adelantando, hice muy buena amistad con él y con todos sus hermanos, su familia y su papá y, sí me pegó el aviso de la muerte de Villano III (…) Dios lo tenga en el cielo y descanse en paz”.

Cuando inició su carrera en los encordados, “El Rey Arturo” pertenecía al Toreo de Cuatro Caminos, mientras que Atlantis a la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL), mismas que hacían muchos intercambios de luchadores. Cabe mencionar que, cuando el Toreo de Cuatro Caminos cerró sus puertas, Villano III llegó al CMLL y fue en ese momento cuando nació la rivalidad entre ambos gladiadores, misma que llegó a tal grado, que se diputaron un duelo máscara contra máscara.

Gracias a Dios yo le gané la máscara a Villano III, una lucha en la que pensé, cuando firmé contrato, que me iba a quedar sin máscara ya que él luchaba con muchos recursos y muchos consejos de su señor padre, sabía que venía de una familia cien por ciento luchística y, entonces, tenía miedo de perder la máscara. Pero gracias a Dios, de esa lucha salí avante”, mencionó el ídolo de los niños.

Atlantis también recordó que, durante varios años hizo pareja con el Villano III antes de que éste se convirtiera en Rudo. “Era muy alegre”, dijo. Sin embargo, afirmó que con el tiempo y sus trayectorias su lejanía se hizo un poco notoria, puesto que solamente se llegaban a encontrar de vez en cuando con sus familias o en eventos luchísticos.

No sé cuánto tiempo fue técnico, luché muchos años con él…”, dijo antes de mencionar que, tras la conversión de Arturo Díaz Mendoza de científico a rudo, fue que llegó la gran batalla por sus incógnitas, la cual dejó a Villano III sin máscara desde aquella ocasión.

Me sentí muy contento de haberle ganado en ese momento, uno de los mejores de los luchadores en su tiempo (…) Pienso que son cosas lamentables y tristes, pero es la vida y el camino. No sabemos cómo vamos a morir ni que día; ya le recé sus tres Padres Nuestros a Villano III, si lo ofendí en algún momento espero que me perdone, nada más se nos adelantó unos añitos”, lamentó la leyenda de la lucha libre.

El integrante de la destacada Dinastía Imperial falleció este martes a la edad de 66 años a causa de un infarto cerebral. “El Rey Arturo” es considerado una de las grandes leyendas contemporáneas en donde ganó importantes luchas de apuesta: como la cabellera del Perro Aguayo y la máscara de Pegasus Kid.

Esta Dinastía la inició uno de los grandes luchadores que ha tenido este deporte a través de su historia: el legendario Ray Mendoza.

cmb


Source: Excelsior

Facebook Comments.