Alejandra, Silvia y Luis Miguel

Whatsapp_Ecatepec

 

Sin vuelta de hoja, lo más esperado en este 2018 serán las bioseries y las tres que más se antojan son las de Alejandra Guzmán, que produce Imagen Televisión; la de su madre, Silvia Pinal, que está a cargo de Carla Estrada para Televisa, y la de Luis Miguel que hacen Netflix y Telemundo.

Al momento han sido exitosas otras bioseries como la de Paquita la del Barrio, la de Lupe D’Alessio y la de Juan Gabriel, y otras no tanto, como la del campeón JC Chávez. Actualmente, en Estados Unidos ya se transmite la de José José, que seguramente dará mucho de qué hablar, pues por desgracia la vida de El Príncipe ha tenido muchísimos claroscuros, aunque creo más obscuros que claros.

Les digo que estas tres series se me antojan mucho y les voy a decir por qué:

La de Alejandra Guzmán seguramente será un hit sensacional, pues de entrada es hija de dos figuras importantísimas del medio, Silvia Pinal y Enrique Guzmán, quienes cada quien por su lado son un icono, ella como diva y actriz, y él como cantante; luego, la misma vida de Alejandra tiene mucho qué contar, pues desde niña trabajó en teatro; después su lanzamiento como cantante cuando graba el polémico tema Bye mamá, dedicado a Silvia Pinal, sus matrimonios, los problemas que todos conocemos y, sobre todo, la pesadilla que ha vivido desde que una señora de nombre, Valentina de Albornoz le inyectó alguna sustancia que le ha causado infinidad de dolores, problemas y más de 200 operaciones, sí, ni yo me equivoqué al escribir ni usted al leer, 200 intervenciones quirúrgicas, por eso estoy más puesto que un calcetín para disfrutar de esta serie biográfica.

Por otro lado tenemos la serie que hace Itatí Cantoral como doña Silvia Pinal, de esa también me relamo los bigotes. ¿Se la imaginan?, con la vida tan agitada, interesante, nutrida de la actriz, con matrimonios, muertes, desgracias, éxitos y más, no me la voy a perder.

Y dejé para el final la serie de Luis Miguel porque ésta puede ser emblemática, si es que en realidad el cantante decide hablar de todo, y cuando hablamos de todo es desde la relación con su padre, lo que se supone pasó con su madre, su éxito, sus mujeres, su pésimo carácter, lo hermético que es, sus problemas de salud y tantas cosas más; pero si se dedica a hablar de la belleza de su vida, le auguro un fracaso, pero sí creo que se va a atrever a platicar cosas que nunca antes ni siquiera imaginamos que lo pudiera hacer.

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Source: Excelsior