“La Casa de las Flores” es la nueva producción mexicana de Netflix que tiene obsesionado a medio mundo. Su peculiar narrativa, temáticas que rompen tabúes y su gran elenco de actrices y actores ha cautivado al público y a menos de un mes de su lanzamiento ya se está pensando en una segunda temporada. Sin embargo, el avasallador éxito que ha tenido ha recibido varias críticas que apuntan a una cosa en particular: es una telenovela como cualquier otra y Netflix la está vendiendo como serie.

A pesar de que su director Manolo Caro dejó claro que esta producción no estaba pensada ni realizada como una telenovela, hay muchos incrédulos allí fuera que afirman que si no estuviese en Netflix, para todos sería una telenovela mexicana más de la televisión. 

Netflix

La producción quiso responder a las críticas de una forma muy particular. Las actrices Aislinn Derbez, Verónica Castro y Cecilia Suárez grabaron una escena fuera de libreto, encarnando a sus polémicos personajes de la serie; Elena, Virginia y Paulina respectivamente, haciendo una épica parodia de la telenovela mexicana “La Rosa de Guadalupe”, dejando claro que “La Casa de las Flores” está lejos de ser una telenovela.

Netflix

Las telenovelas mexicanas se han convertido ya en un género propio, con características predominantes y difíciles de confundir: dramatismo desbordante y actuaciones exageradas. Así mismo quisieron imitar en tono de broma las actrices principales, para deslindar cualquier vínculo de “La Casa de las Flores” con este estilo televisivo.

“Estoy enamorada de dos hombres, me está creciendo el vientre y no sé quién es el padre”, dice llorando exageradamente y angustiada Aislinn. “¿Có-mo se te o-cu-rre si mi ma-dre se en-te-ra, Qué se-ría de la re-pu-ta-ción de la fa-mi-lia si mi ma-dre se en-te-ra?”, le responde Cecilia con su icónico acento de Paulina bajo el efecto del Tafil.

Netflix

En mitad de los llantos, aparece Verónica Castro, enfrascada en su alabado personaje de la matriarca Virginia de la Mora. “¿Por qué lloras?”, le pregunta a su hija Elena. Ante eso Paulina apunta a una rosa blanca que aparece de pronto en la habitación -directa alusión a la telenovela “La Rosa de Guadalupe”, en la que al final de cada capítulo aparece una- y le dice a su madre si ya vio “lo raro” de eso que apareció.

Netflix

Virginia toma la flor, la mira y luego les dice: “¡Ay ya déjense de payasadas, vamos a trabajar. Esto no es una telenovela. Vámonos!”. Paulina y Elena se paran rápidamente de la cama, y Virgina mira la flor, sonríe y hace un guiño. Esto en tono de broma, pues ella era la reina de las telenovelas mexicanas en su época.

Revísala completa aquí:

La parodia se viralizó en redes sociales y ya cuenta con más de medio millón de visualizaciones. ¿Qué te pareció?


Source: UPSOCL

Facebook Comments.