FEMINICIDIOS. Jéssica y María del Rosario fueron asesinadas por un hombre enloquecido; siguen esperando justicia

 · noviembre 21, 2020 4:03 pm

Como en muchos casos más, siguen sin  justicia los feminicidios de María del Rosario y su hija Jessica a más de tres años de haber sido asesinadas a balazos en la colonia Rinconada de Aragón por Gabriel, un ex policía del Metro, pareja sentimental y padrastro de las víctimas que sigue prófugo de la justicia.

Los trágicos hechos sucedieron  el 16 de enero del año 2017, al interior de la casa marcada con la manzana 16, lote 90-A en la avenida las Águilas de la colonia Rinconada de Aragón en Ecatepec.

Ese día, Gabriel Mendoza Huerta, quien se desempeñaba  como guardia de seguridad  del Metro de la Ciudad de México, perteneciente a la empresa ‘Grupo Halcón» llegó a su domicilio y comenzó una discusión con María del Rosario Villanueva Pérez su pareja sentimental con la que llevaba cinco meses viviendo.

google-news-Ecatepec

El sujeto enloqueció y luego de golpear a María del Rosario sacó una pistola y le disparó.

No conforme con eso, también le disparó y mató a su  hijastra de 19 años Jessica García Villanueva quien  intentó defender a su madre.

El multihomicida antes de huir también asesinó a balazos a un vecino que llegaba a apoyar a las mujeres.

Tras cometer los tres crímenes, el  sujeto a bordo su auto tipo Focus color dorado, con placas de circulación MHU-12-23 emprendió la huida.

Sin embargo, extrañamente el vehículo en el que huyó fue encontrado días después de los sucesos abandonado en calles del municipio de Acolman.

La noticia causó conmoción en la comunidad hasta donde arribaron familiares de las víctimas que destrozados clamaron justicia por el triple homicidio que quedó registrado en la carpeta de investigación con número
TLA/TLA/FHM/034/010441/17/01.

Te recomendamos  ¡No estaban muertos! Hablan votantes de Biden acusados de fraude

Ante estos hechos las autoridades tuvieron conocimiento que el feminicida visitó en varias ocasiones a una hija que reside en esta localidad y no actuaron para lograr su detención.

Por lo que se presume huyó al estado de Hidalgo donde tiene familia que lo apoyaron para esconderse de la justicia.

Con el paso de los meses, y al no tener avances en la investigación, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México emitió el boletín de recompensa de hasta 500 mil pesos por información veraz por la ubicación y captura  del feminicida.

Han transcurrido tres años y 10 meses y los feminicidios de María del Rosario y su hija Jessica siguen impunes como muchos otros asesinatos de mujeres en el Estado de México, porque Gabriel Mendoza  Huerta responsable de los crímenes continúa prófugo de la justicia.


Te recomendamos